Muchos se han enfrentado este verano al trance de tener que elegir su futuro tras selectividad preguntándose “¿Y qué carrera escojo?“. Muchos escogen gracias a su vocación, pero aquellos que no lo tienen tan claro se encuentran un panorama en el que no saben qué camino escoger, ya sea por la actual situación laboral o porque buscan una carrera que les ofrezca el mayor número de metas posibles.

Para todos aquellos que aún estén a tiempo de escoger o se estén planteando la posibilidad de estudiar en la universidad, deben tener en cuenta la gran cantidad de salidas que ofrecen las carreras de corte generalista, entre las que se encuentran las de corte económico y técnico, pero también las de corte científico-experimental.

Siempre se habla de Administración y Dirección de Empresas como una de las carreras estrella en cuanto a salidas profesionales, y no es para menos, ya que si estudias ADE puedes optar a puestos en banca, asesoría y consultoría, enseñanza e investigación y en prácticamente cualquier puesto administrativo de una empresa: dirección, administración, control fiscal y tributario, contabilidad y finanzas, comercial… En este momento, con tantos emprendedores con necesidad de orientación y asesoría, es una opción a tener en cuenta.

Otra de las carreras con gran fama de demandada es Ingeniería Industrial, debido a que este tipo de ingenieros es capaz de estar en cualquier eslabón de la cadena de producción industrial. Pero aquí no hay que perder de vista a otros tipos de ingeniero: informático, de telecomunicaciones, químico, mecánico… Prácticamente cualquier sector que requiera un mínimo de I+D y mantenimiento y optimización de equipos necesita ingenieros, así que ser ingeniero puede ser el camino que estás buscando.

Pero poco se habla de carreras de la rama experimental como Biología, cuyos profesionales podemos encontrar en campos como la medicina, el I+D, el cuidado del medio ambiente y la optimización de sus recursos, la enseñanza y divulgación, la gestión, el marketing y el comercio de empresas relacionadas con el sector…

Tampoco se destaca la amplitud de metas que tiene Química, con aplicaciones en industria, en laboratorios de diferentes tipos, en docencia e investigación, en nuevas tecnologías e I+D, en medicina, agricultura, energías, medio ambiente, prevención de riesgos laborales… Las carreras experimentales, por su generalidad, son ideales para no cerrarse puertas a ningún sector laboral.

En general, son muchas las carreras de corte generalista a las que, con un poco de suerte, se les pueden encontrar salidas diferentes a las habituales que te hagan diferenciarte del resto de tus compañeros. ¿Qué carreras se te ocurren a las que dar una salida diferente a la habitual?

 

25/365 (Flickr) con licencia CC de Jiuck