El estándar que sirve como patrón internacional para medir el nivel de comprensión y expresión, tanto oral como escrita, de una lengua viene definido desde finales de los 90 por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL). Esta marco común europeo establece seis niveles de conocimiento para todas las lenguas comunitarias. Y sólo las entidades certificadas pueden homologar ó expedir los títulos oficiales de cada nivel.

La regulación por niveles establecida en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas se utiliza en los procesos de selección de personal, en los concursos de oposiciones públicas o son un requisito indispensable también para el acceso a determinadas carreras y másteres. Esta misma semana, sin ir más lejos, hemos conocido que algunas comunidades autónomas han solicitado que se incluya entre los baremos de méritos para el acceso al Cuerpo de Profesores de Secundaria o para los puestos docentes interino los títulos C1 y C2 de idiomas.

¿Pero qué significan estas siglas: A1, A2, B1, B2, C1 y C2?

El MCERL propone seis niveles de conocimiento de una lengua extranjera en función de la capacidad de comprensión de esa lengua por parte del alumno, de su nivel de escritura y de su nivel de habla.

Nivel A1: Corresponde al nivel iniciación. Estamos en este nivel cuando somos capaces de comprender y expresar acciones muy sencillas y cotidianas, referentes al entorno más cercano; así como mantener conversaciones, siempre y cuando sean a velocidad lenta y la otra persona esté dispuesta a repetir; o rellenar formularios con nuestros datos personales.

Nivel A2: Corresponde al nivel básico. Comprendemos temas de interés personal y somos capaces de captar la idea de mensajes claros. También podemos mantener conversaciones que sean sencillas y claras o escribir cartas personales.

Nivel B1: Corresponde al nivel intermedio. Tenemos este nivel cuando entendemos las ideas principales de discursos habituales, comprendemos textos escritos en un lenguaje normal, podemos participar en una conversación de temas personales o cotidianos y somos capaces de escribir textos desarrollados sobre un amplio abanico de temas.

Nivel B2: Corresponde al nivel intermedio alto. Estamos en este nivel cuando comprendemos discursos extensos y somos capaces de leer textos que tienen un punto de vista concreto. Además podemos participar en conversaciones de forma fluida y escribir textos claros con un punto de vista determinado.

Nivel C1: Corresponde al nivel avanzado. Tenemos un nivel C1 cuando comprendemos textos incluso cuando no están bien estructurados, cuando presentamos descripciones detalladas de unas amplia serie de temas y cuando podemos escribir sobre temas complejos.

Nivel C2: Corresponde al nivel muy avanzado. Estamos en este nivel cuando comprendemos la lengua sin ningún tipo de dificultad, siendo capaces leer con total facilidad y de entablar conversaciones de cualquier tipo.

Actualmente, entre los organismos certificadores más reconocidos por instituciones y empresas de todo el mundo se encuentra la Universidad de Cambridge.

Precisamente este centro ha suscrito recientemente a través del Cambridge English Language Assessment un acuerdo para que los exámenes de certificación de los títulos Preliminary, First, Advanced y Proficiency (correspondientes a los niveles que van del A2 al C2 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas) puedan hacerse en la Universidad de Santiago de Compostela. El Centro de Linguas Modernas de la Universidad de Santiago, uno de los más antiguos y que imparte mayor número de lenguas, se une así al grupo de centros universitarios que ofrecen los exámenes de Cambridge English. A través de este mismo acuerdo el Centro Británico se convierte en la institución examinadora tanto para profesores como para alumnos.

Por otro lado, el Cambridge English Language Assessment ha suscrito un acuerdo de colaboración con la Junta de Andalucía para certificar el nivel de inglés de los alumnos y profesores de los centros públicos de esta comunidad autónoma y facilitar que la realización de los exámenes oficiales del departamento de evaluación lingüística de la Universidad de Cambridge.