Es verdad que las empresas valoran más la experiencia que la formación, un 51,76% de las organizaciones consultadas en el último Informe Infoempleo-Adecco dicen que, tienen en cuenta ambas, pero reconocen que pesa más la experiencia a la hora de valorar una candidatura. Así que si te enfrentas a la búsqueda de tu primer empleo hay que construir una estrategia para que la falta de experiencia quede en segundo plano.

Preparando tu estrategia…

Estos consejos te ayudarán a perfilar la táctica con la que podrás enfrentarte a trabajar sin experiencia:

  • Empiezaelaborar tu CV y a investigar las fuentes donde encontrarás ofertas de empleo. Tendrás que dar mucha importancia a las habilidades personales y a poner en valor otras experiencias que hayan supuesto algo de responsabilidad: voluntariado, proyecto fin de carrera, gestión de grupos, participación en organizaciones.
  • Resalta la motivación por aprender. Puede servirte un hobbie, algo que te apasione y que pueda funcionar como ejemplo de aptitudes como la curiosidad, la organización, la responsabilidad, las dotes de comunicación, el trabajo en equipo por un objetivo común, capacidad de análisis, capacidad de adaptación, toma de decisiones. Identifica tus habilidades y competencias para tenerlas en cuenta: tecnológicas, comunicativas, de resolución de problemas, de investigación.
  • Analiza cuáles de tus habilidades y conocimientos podrían adecuarse al puesto al que optas. Oriéntalas a la oferta de empleo (esto tendrás que hacerlo siempre en lo sucesivo). Las empresas valoran el hecho de que haber tenido una formación reciente aporta conocimientos actualizados sobre su área de especialización. La visión de una persona lega en la materia puede aportar nuevas perspectivas.
  • Continuando con la labor de investigaciónbuscar por keywords , las palabras claves con las que se relaciona a tu sector. Saber encontrar las ofertas de tu especialidad pasa por conocer los requisitos más habituales, programas de gestión, habilidades y conocimientos, pero también las palabras que denominan las distintas especialidades profesionales dentro del oficio.
  • Participar en diferentes eventos y actividadesnetworking, foros de empleo, conferencias, seminarios, jornadas. Hazte con una tarjeta que puedas entregar a los profesionales con los que contactes y llévate aprendido tu elevator pitch para soltarlo en cuanto veas una buena oportunidad.

claves para encontrar empleo sin experiencia

…Y ahora hazte visible

Consigue una primera experiencia laboral… aunque sea realizando prácticas. Hay que suplir la falta de experiencia con actitud. Y no hacerlo solo de boquilla, es interesante contactar con empresas y ofrecer tu CV y tu tiempo. No abogamos por trabajar gratis. A través de las prácticas podrás demostrar una actitud de motivación por aprender, y superar el escollo de la inexperiencia lo más rápidamente posible contará con un efecto positivo a medio plazo.

Por supuesto, esta situación no debe prolongarse más de lo necesario, para que no suponga la sustitución de un trabajo que podría ser realizado de forma continuada. Llegado el momento, plantea la posibilidad de formar parte de la plantilla. Si no es factible busca otro lugar. Te habrás llevado una valiosa experiencia que podrás hacer constar en el apartado de “Experiencia laboral” de tu CV.

Y otra cosa muy importante, habrás ampliado tu red de contactos.  Además de poder incluir esta pequeña experiencia, pondrás en valor los softskill en tu CV como una persona proactiva y motivada.

Busca el apoyo de un mentor

Valora también la posibilidad de acudir unas horas a una empresa para conocer su estructura, los departamentos y funciones que la componen y cómo se relacionan entre sí. Hay muchas empresas que ofrecen programas de mentoring . Se trata de que una persona experimentada de la empresa haga de guía a otra recién llegada para enseñarle cómo se organiza la empresa, qué actividad desarrolla y cómo y qué áreas la componen. Esto puede servirte para enfocar mejor tu estrategia a la hora de especializarte. Busca entre tu red de contactos quién podría hacerte de mentor.

Crea una red que conozca tu disponibilidad para trabajar. Amplíala y nútrela. No descartes ningún medio, redes sociales, portales de empleo, contactos personales, candidaturas espontáneas. Participa en los programas de prácticas que se organizan desde estos centros para los alumnos de los últimos cursos. Pregunta en la oficina de atención al alumno de tu universidad o centro de formación para empezar a explorar posibilidades.

¿Quieres empezar ya? Estas son nuestras ofertas de empleo que no requieren experiencia (filtra Primer Empleo/Prácticas)