Hacer una buena candidatura para buscar empleo lleva su tiempo. Tienes que poner a punto tu CV, esmerarte con la carta de presentación, estar pendiente de tus redes sociales… Y aún puedes hacer algo más, añadir valor a tu experiencia y formación contándolo de una forma original que ayude a diferenciarte de los demás, que lleve tu marca personal.

Reinventa tus perfiles de RRSS

Presta atención a todos los detalles, desde la foto que tienes en el Whatsapp hasta los atributos que has puesto en LinkedIn. El 88% de las empresas reconocen que consultan los perfiles de los candidatos.

Hay redes que funcionan mejor si incluyes cierto toque de humor. Por ejemplo, en la bio de Twitter, en lugar de “administrativo con excelente nivel de inglés. Responsable y trabajador” puede llamar más la atención si añades un detalle simpático: “administrativo con excelente nivel de inglés. Resposable y muy trabajador, como dice mi madre”.

Hay que tener en cuenta que, para un reclutador, leer siempre lo mismo puede resultar monótono y si algo le sorprende, puede que se detenga más en ese candidato. Por eso es muy importante también la foto que pones en tus perfiles. Es lo que te define al primer golpe de vista. Puedes optar por fijar una foto en la que salgas más o menos bien o buscar una solución más ocurrente. Por ejemplo, en Facebook tienes la posibilidad de hacer que tu imagen de portada se relacione con la de perfil, como en este caso:

Imagen de cabecera FB

Y no olvides el detalle principal: el contenido. Es preferible que estés más atento a lo que publicas y que seas un poco menos activo a que cuentes lo primero que se te ocurra. Estos consejos te ayudarán a tener cuidado con lo que haces o dices en RRSS.

Las palabras no son el único medio

Hay formas de contar tu experiencia, tu formación, tus capacidades y habilidades, y tus intereses que no tienen por qué limitarse a un CV en Word o en PDF. Busca otros medios:

  • Una presentación puede ser mucho más amena y sencilla de asimilar que un largo currículum. Algunas redes sociales te dan la opción de subir presentaciones para que des a conocer tu trabajo en imágenes. También es una buena idea emplearlo como complemento al CV para ampliar información sobre ti, algunos trabajos de muestra, cuáles son tus máximas relacionadas con la profesión o qué habilidades y capacidades te definen.
  • Un blog te permite extender mucho más toda esa información y, además, puede llegar a convertirse en una referencia si te dedicas a él con asiduidad y constancia. Si no dispones de tanto tiempo, puedes ver la forma de participar en blogs colaborativos e incluir algún enlace en tu CV y perfiles. Y si no eres muy hábil redactando, quizá te resulte más sencillo grabar podcast y subirlos a una plataforma como Stitcher, Soundcloud o iTunes.
  • Un video es otra de las formas de mostrarte a los demás de una manera original. Puedes hacer una grabación corta (en torno a los 20-30 seg, no más) para difundirlo en tus redes, incluso tienes la opción de dejarlo fijado como la primera entrada en la redes que te lo permitan. Y también puedes animarte a grabar un video más elaborado y subirlo a YouTube o Vimeo. No es necesario disponer de muchos medios, solo de una idea original, como la protagonista de este videocurrículum:

 

Estas son algunas ideas para hacer que tu candidatura se distinga de las demás. A veces una buena ocurrencia supone la clave para que tu CV llegue a todas partes y, sobre todo, donde te interesa. Las tarjetas de visita de Michiel Das fueron un fenómeno viral hace unos años y se han convertido en un ejemplo clásico de esta filosofía: