En el anterior artículo, analizamos en qué consiste un Sociedad Cooperativa, ahora vamos a ver cuales son los trámites necesarios para su constitución, que los dividiremos en dos partes. Por un lado, los trámites generales y, por otro lado, los trámites particulares, ya sea en Hacienda, en el Ministerio de Trabajo, así como su inscripción en el Registro. En cuantos los requisitos generales son los siguientes:

 1. Redacción de los estatutos y aprobación por la Asamblea Constituyente.

Dentro del período preparatorio de la constitución de la sociedad, los promotores de la misma procederán a la redacción de la escritura y los estatutos de la Sociedad Cooperativa. Estos Estatutos son los que regularán su organización y gestión interna.

Los estatutos serán aprobados por la asamblea constituyente de la Cooperativa, de la que formarán parte todos los socios promotores y en la que se designarán a aquellos que han de realizar las gestiones necesarias para la legalización de la sociedad y los que ocuparán los distintos cargos del primer Consejo Rector.

2. Certificación sobre no coincidencia de nombre.

Se solicitará esta certificación al objeto de comprobar que el nombre propuesto para cooperativa en constitución no coincide con el de ninguna otra existente.

La denominación para la que se extienda la certificación quedará reservada a favor de los solicitantes por un período de cuatro meses, a contar desde la fecha de certificación. Este plazo podrá ser ampliado por la Dirección General de Fomento de la Economía Social, si el solicitante hubiese iniciado ante el Registro de Cooperativas el proceso de inscripción.

La solicitud de certificación se presentará en el Registro de Cooperativas de la Dirección General de Trabajo, órgano que revisará si ya existe otra entidad con igual denominación que la que se pretende crear. En la denominación se debe incluir obligatoriamente las palabras “Sociedad Cooperativa” o “Soc. Coop.”.

3. Solicitud de calificación o dictamen previos sobre la legalidad de los Estatutos.

La calificación del proyecto de estatutos por parte del Registro de Cooperativas es un trámite potestativo de los socios gestores de la cooperativa, que en caso de que lo deseen, y salvo que la asamblea constituyente hubiese establecido lo contrario, podrán proceder directamente al otorgamiento de la escritura pública de constitución. No obstante, es aconsejable solicitar la previa calificación de los estatutos a fin de evitar posibles problemas a la hora de inscribir de la sociedad.

Para obtener la calificación o dictamen previo sobre la legalidad del proyecto de los estatutos, los socios gestores deberán presentar en el Registro de Cooperativas que corresponda la correspondiente solicitud de calificación acompañada de dos ejemplares del acta de la asamblea constituyente, con sendos proyectos de estatutos y el certificado de que no existe ninguna otra cooperativa con la misma denominación.

Cuando se trate de cooperativas de seguros se presentará la previa autorización del Ministerio de Economía.

La solicitud de dictamen no vinculante sobre la legalidad de los estatutos, se presentará en el Registro de Cooperativas, cuando el ámbito de actuación de la cooperativa sea la Comunidad, o en el Registro de Cooperativas del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Dirección General de Fomento de la Economía Social), cuando su ámbito de actuación sea nacional o afecte a varias Comunidades Autónomas.

La solicitud de dictamen no vinculante sobre la legalidad de los estatutos, se presentará en el Registro de Cooperativas, cuando el ámbito de actuación de la cooperativa sea la Comunidad, o en el Registro de Cooperativas del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Dirección General de Fomento de la Economía Social), cuando su ámbito de actuación sea nacional o afecte a varias Comunidades Autónomas.

4. Otorgamiento de la escritura de constitución.

La escritura pública de constitución, salvo que sea otorgada por la totalidad de los promotores, deberá serlo por las personas designadas por la asamblea constituyente, cuyo número no podrá ser inferior a tres.

La Sociedad Cooperativa ya está prácticamente constituida, sólo nos quedan los trámites particulares que los analizaremos en posteriores artículos.