Los reclutadores utilizan test en las entrevistas de trabajo como parte del proceso de selección para que este sea mucho más efectivo. Dependiendo de las necesidades de la compañía y del puesto que vayas a ocupar, puedes tener que superar diferentes tipos de test. A continuación, tienes una pequeña guía sobre los más comunes y las claves para superarlos.

La importancia de los test en las entrevistas de trabajo

Si has trabajado en la plantilla de una empresa durante el tiempo suficiente, es posible que hayas vivido una experiencia similar a la que va a continuación. Aparece un empleado nuevo con un currículum brillante, y se le asignan grandes responsabilidades y un sueldo acorde. Durante un tiempo parece que va a impulsar a la compañía en una nueva tecnología o una nueva oportunidad de negocio.

Y, sin embargo, pronto queda bastante patente que las esperanzas puestas en aquel empleado estaban injustificadas: su verdadera valía estaba muy por debajo de las expectativas que generaba. Simplemente, había logrado venderse bien a través de un CV muy bien redactado y unas buenas habilidades de comunicación durante la entrevista.

Por ello, los métodos tradicionales de reclutamiento y selección de personal están cada vez más matizados. Los tiempos de la “titulitis” han quedado atrás, y ahora se buscan formas de identificar y captar el talento. Por ello, cada vez se emplean más los test durante el proceso de reclutamiento.

Aplicar uno o más test al candidato permite saber cuáles son las competencias profesionales con las que cuenta. También se podrá prever cuál será su desempeño futuro. Y, desde luego, reduce la rotación de personal.

No debes ver estos test como una traba, sino como una oportunidad. Si estás seguro de eres la persona adecuada para el puesto, que se te apliquen test en las entrevistas de trabajo es una garantía de que tendrás las oportunidades que mereces.

Por otra parte, para ti son una buena razón para asistir a la entrevista, algo que seguramente has echado en falta en alguna ocasión. Y además proporcionan una gran garantía de que se eliminarán, en la medida de lo posible, los prejuicios y los sesgos en el proceso.

Veamos los test más habituales con los que puedes encontrarte en una entrevista de trabajo.

Reclutador entregando a un candidato un test en la entrevista de trabajo

Pruebas de aptitudes

Se trata de un tipo de Test pensado para medir tus habilidades cognitivas que serán necesarias para el desempeño del puesto. Por lo tanto, a cuál te enfrentes dependerá de la naturaleza del mismo. Los más habituales son:

  • Test DISC, que mide hasta cuatro tipos diferentes de personalidad.
  • El test de Myers Briggs (MBTI), que medirá tu comportamiento con el resto de las personas.

Es posible que debas realizarlos en el mismo momento de la entrevista, pero también pueden ser online. En este caso los realizarás desde tu casa. De cualquier manera, es importante que te mantengas relajado para que los resultados reflejen tus verdaderas habilidades.

Test psicométricos

El propósito de este test es medir los rasgos de los candidatos. Se trata de medir tus capacidades y valores para determinar de qué forma te adaptarás al puesto ofertado. Hasta donde alcanzan tus potencialidades, pero también cuáles son tus limitaciones.

Las principales Test Psicométricos son de:

  • Inteligencia
  • Aptitudes y habilidades
  • Personalidad

Test de habilidades técnicas específicas

Este tipo de pruebas variará en función del sector económico y del puesto de trabajo. Están específicamente diseñadas para evaluar tu conocimiento técnico de la labor que vas a desempeñar. Por ejemplo, el conocimiento de determinado software de gestión o un lenguaje de programación.

Por mucha experiencia que tengas a tus espaldas, es importante que te prepares con antelación para esta prueba y repases tus conocimientos técnicos. Siempre hay algún aspecto de nuestro trabajo que dominamos menos que el resto.

Dinámicas de grupo

En este tipo de pruebas se intentará medir tu capacidad para desenvolverte en el trabajo en equipo, resolución de problemas y la comunicación efectiva. Se simulará una dinámica de grupo en la que representarás un rol.

En estos casos es muy importante que te muestres proactivo. Trata de ser comunicativo y receptivo, y participa activamente en el intercambio de ideas. Permanece atento a las instrucciones que te den y sé consciente del tiempo.