Los niños ya no quieren ser cantantes o futbolistas, ahora sueñan con ser cocineros. La cocina en España desata pasiones. La promoción de este arte en talent shows y programas culinarios de televisión ha generado multitud de seguidores y ha convertido en auténticas estrellas mediáticas a cocineros como Arguiñano, David Muñoz, Jordi Cruz o Chicote. Fuera de nuestras fronteras, la cocina española ocupa ya un lugar como referente mundial. Si quieres adentrarte en esta profesión, ponte gorro y delantal y sigue leyendo.

Un giro en la vida

¿Sabes cuál es el único requisito para presentarte a Masterchef? No haber trabajado nunca en una cocina. La historia que representa este programa es el sueño de muchos de sus espectadores: dejarlo todo y dedicarse al arte culinario. Otros programas ya han mostrado esta realidad, hay gente a la que su pasión por cocinar le lleva a montar un restaurante y realizarse con una profesión muy vocacional.

Sin embargo, recordemos los consejos de Chicote: no puedes iniciarte en este negocio sin tener ni idea del sector. La ignorancia se paga con fracasos, en muchos casos dramáticos. Una buena formación puede ser la clave para adquirir una base sólida y probar a emprender este camino.

Formarse como cocinero

La formación en este sector no solo te aporta un título, es mucho más que eso, te dará la posibilidad de experimentar y poner en práctica tus conocimientos. Te ayudará a saber la realidad de una cocina y, en muchos casos, tendrás la oportunidad de trabajar en equipo y de servir tus platos a auténticos comensales. Además, aprenderás técnicas profesionales de cocina y, si tienes espíritu innovador, podrás llevar mucho más lejos tus capacidades gastronómicas creativas.

Comienza a preparar tu carrera profesional en el mundo de la gastronomía, y no olvides que para adentrarte en este arte conviene que te formes y que adquieras buenas prácticas. De lo contrario, tu profesión puede convertirse en una auténtica pesadilla: