Mejora tu currículum con la mejor formación

9%

¿Qué quieres estudiar?

Ser un disruptivo: habilidades para el empleo

Ser disruptivo: habilidades para el empleo

La psicología define la conducta disruptiva como el comportamiento que desafía a la autoridad o a lo establecido como normal porque difieren de los valores socialmente aceptados. Si esta actitud se mantiene de una forma continuada puede esconder un patrón de conducta antisocial. Es propio de la edad infantil o la adolescencia y sus connotaciones son fundamentalmente negativas si se perpetúa en el tiempo.

¿Qué es disruptivo?

Pero también se encuentran elementos positivos en este tipo de actitudes y es que ayudan a romper con  la inercia de procesos improductivos, ineficaces. De forma controlada, adoptar una mirada desafiante frente al orden aceptado se convierte en un disparadero de creatividad. De este modo, la disrupción, que quiere decir rotura o interrupción brusca, ha entrado a formar parte de la terminología en áreas que se ocupan de procesos de cambio e innovación. La tecnología es uno de los ámbitos donde se producen más dinámicas disruptivas.

Son cada vez más quienes han visto en las personas con tienen estas características un talento muy valioso que incorporar a las plantillas. El talento disruptivo solo puede formar parte de las organizaciones si se crean espacios y medios con libertad para crear. Son conocidas las condiciones laborales de las grandes empresas tecnológicas donde existe una amplia flexibilidad en cuanto a normas para facilitar la adaptación de personas inconformistas. Estas características personales ayudan a romper con estereotipos y formas clásicas de afrontar los problemas.

Las personas que podrían considerarse rebeldes o críticos son muy apreciadas para acometer determinados objetivos en las empresas. Sobre todo en procesos que tienen que ver con el avance y la implantación de nuevos productos que comienzan siendo elementos raros dentro del mercado y acaban transformando el mercado mismo. Es el caso de los smartphones, con el disruptivo Steve Jobs a la cabeza.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que lidiar con estas personas es un reto puesto que ponen en cuestión la propia organización y llegan a ser incómodas para el resto de la plantilla.

Hábitos disruptivos

Incorporar los beneficios de las actitudes disruptivas en el día a día será clave para transformar y mejorar procedimientos. Estas son algunas de las acciones que pueden ponerse en práctica para optimizar procesos.

Empleos que te pueden interesar


Ofertas de compras, logística y transporte
Ofertas de medios, editorial y artes gráficas
Ofertas de tecnología e informática
Ver más ofertas
Ofertas de marketing y comunicación
Ofertas de ingeniería y producción
Ofertas de teleco.
Ver más ofertas

Entradas relacionadas


¡Encuentra formación a tu medida!

Sigue a Infoempleo

 

 

Salir de la versión móvil
Salir de la versión móvil