El impresionante desarrollo económico de China en los últimos tiempos ha hecho que este país gane mucho atractivo a la hora de buscar oportunidades laborales y de negocio. Un empleo en una multinacional puede suponer la puerta de entrada al gigante asiático. Hay quien se decide a ir con una beca y después encuentra la forma de hacerse un hueco en esta sociedad. Por supuesto, también hay lugar para el emprendimiento, aunque en este caso el asesoramiento de terceros es imprescindible.

China es el país más poblado del mundo, con 1.367 millones de habitantes. La renta per cápita no llega a los 12.000 euros, mientras que en España casi alcanza los 30.000. Pero hay que tener en cuenta que su economía no es homogénea, hay grandes diferencias entre las distintas regiones que la conforman. Las ciudades preferidas de destino para los extranjeros son Hong Kong, Beijing, Sanghái.

Aprender el idioma

En los principales centros económicos puedes defenderte en inglés. Tendrás que contar al menos con conocimientos avanzados en este idioma. Sin embargo, aprender mandarín debe convertirse en tu reto. Las posibilidades laborales se multiplican. Si empiezas en España te facilitará mucho la adaptación cuando vayas a instalarte allí.

Además, poder manejarte en su lengua es imprescindible para acceder a una sociedad con una idiosincrasia muy compleja. La gente es muy respetuosa, pero no te los ganarás si solo te defiendes en inglés, y te resultará muy difícil negociar.

El examen oficial que mide el nivel de un hablante no nativo es el HSK. Se divide en seis niveles que se corresponden con el Marco de Referencia Común de Idiomas Europeos (CEF):

HSK nivel 1    corresponde al A1

HSK nivel 2    corresponde al A2

HSK nivel 3    corresponde al B1

HSK nivel 4    corresponde al B2

HSK nivel 5    corresponde al C1

HSK nivel 6    corresponde al C2

Trabajar en China

China es un país muy rico en cultura y tradiciones, sus gentes son muy respetuosas y el trabajo está considerado como un deber. No es un mito, las jornadas laborales son largas e intensas. Si vas allí, tienes que estar dispuesto a adoptar esta actitud.

Saber chino, como hemos dicho, facilita mucho el encontrar un trabajo en condiciones. En los extranjeros se busca una forma diferente de hacer las cosas, más innovadora o creativa, y eso es un atractivo. Pero actualmente se están demandando los llamados american born chinese (ABC), es decir, los que han crecido en otro país y vuelven a China, y la competencia es mucho mayor.

El sector principal que demanda foráneos es el de las Importaciones y Exportaciones. Puedes encontrar trabajo en una empresa china que venda sus productos en el mercado español y latinoamericano. También ha habido un gran volumen de oferta para los arquitectos, pero hoy en día ha disminuido considerablemente porque los chinos están ya muy preparados.

Lo más aconsejable es irte con una oferta desde aquí, pero si decides ir a la aventura y consigues allí un empleo, hay un par de cuestiones prácticas que debes tener en cuenta sobre tu contrato:

  • No aceptes un empleo que no te ofrezca visado Z de trabajo, es practicamente el único válido para trabajar legalmente. Hay pequeñas empresas que no pueden ofrecértelo y te piden que vengas con un visado de turista o de negocios, pero esto te puede complicar bastante la situación en cuanto te caduquen.
  • Consulta siempre el contrato con un abogado y coteja bien que el documento que firmas es el mismo que sobre el que te has asesorado.

Los primeros pasos a tu llegada

Para trabajar legalmente en las principales ciudades de China, necesitarás tener al menos dos años de experiencia laboral o bien un doctorado. Si no es tu caso, puedes optar por hacer un internchip, es decir, prácticas en una empresa china.

Ten en cuenta que tu documentación carecerá de validez en China. Debes visitar el ministerio que corresponda o bien el consulado chino para que te los autentifiquen y los legalicen en este país. Y en cuanto pongas un pie allí, ve a registrarte a la policía local, es necesario para regular tu entrada.

Podrás solicitar el visado en un Chinese VISA Application Service Center. Que te lo acepten va a depender en parte de cómo sean las relaciones con China. A veces varían incluso los requisitos de solicitud. El que te permite trabajar allí es el visado Z. Si quieres conseguirlo, tendrás que demostrar que eres un «experto extranjero». Este visado tiene validez de tan solo un mes. Lo que debes hacer cuando llegues es cambiarlo por un permiso de residencia.

También es muy recomendable abrir una cuenta en una entidad bancaria china. Si cobras en yuanes, te exigirán tenerla. Y no podrás hacer pagos por Internet si no dispones de una.

En cuanto a los seguros médicos, ten en cuenta que la sanidad en China no es gratuita. Algunas empresas ofrecen seguro médico, pero no es lo habitual. Tendrás que contratar tú uno por tu cuenta.

Como útimo consejo, te animamos a que trates de ir creando una red de relaciones con la gente que conozcas en empresas, o bien con otros profesionales de tu gremio. Podrás compartir experiencias, hará que te sientas más respaldado y te proporcionará otro estatus, los extranjeros solitarios en China no están bien vistos.

Estos son algunos enlaces que te resultarán de interés:

Visado: www.visaforchina.org

Seguro médico: http://www.saporedicina.com/es/seguro-medico-china-viajeros-expatriados/

Primeros pasos:  www.experienciaenchina.com

Idioma: http://www.saporedicina.com/es/estudiar-chino-en-china-cual-es-la-mejor-opcion-para-ti/

Ofertas de trabajo en China: https://www.infoempleo.com/ofertas-internacionales/pais/china/

Para estudiar chino: https://www.avanzaentucarrera.com/quieroestudiar/texto-chino/