Te proponemos un reto, redacta tu currículum en inglés.

Si has decidido probar suerte en otro lugar o piensas que el mundo es muy grande y tienes ganas de aventura, aquí van una serie de consejos que pueden ayudarte a hacerlo. La ventaja de traducir al inglés tu CV es que puedes encontrar trabajo en muchos países donde este idioma se utiliza habitualmente aunque no sea el lenguaje oficial: desde cualquier país europeo a las playas de Zanzíbar o Corea del Sur. Además, piensa también que para determinados perfiles profesionales tener el currículum en inglés es un must.

Antes de ponerte a redactar debes tener en cuenta una serie de cuestiones:

Un CV en inglés nunca lleva foto, fecha de nacimiento, DNI ni estado civil. Estos datos se consideran demasiado íntimos y entienden que pueden ser fuente de discriminación.

Somos de los pocos países donde nuestro nombre completo está compuesto por dos apellidos. Puedes optar por utilizar el primero o los dos separados por un guión para que no consideren el primero como tu segundo nombre.

Una vez que hayas pensado sobre esto, vamos a ver cuál es la estructura que debe tener un CV o Resume.

Datos personales. Nos limitaremos a name and surname, address, telephone, e-mail. Ojo con las direcciones de correo poco profesionales. Usa una con tu nombre.apellido@gmail.com o el servidor que prefieras.

Personal/professional profile. En este apartado describimos qué tipo de profesional somos atendiendo a nuestra experiencia, relacionándolo con el puesto de trabajo o con nuestra formación. Escribiremos un texto como si respondiéramos a la pregunta: What are you looking for? o What are you doing now?

Objective. Esta es una sección muy importante de un CV. Pondremos exactamente qué estamos buscando. Cuáles son nuestras expectativas de trabajo y disponibilidad. Podemos ser generéricos: “looking to secure a challenging new role where skills, knowledge and previous experience can be applied” o más específicos: “looking for a rewarding new position within retail management, where skills, knowledge and expertise gained throughout experience to date can be applied and further professional development achieved.”

Career summary. En este apartado describiremos nuestra experiencia profesional. Pondremos primero la más reciente. En caso de que llevemos un tiempo sin trabajar o haya lagunas en nuestro CV, podemos sustituirlo por Relevant experience, haciendo referencia a la experiencia relacionada con el puesto (job title). Debemos poner las fechas desde las más recientes a las menos y el tiempo que estuvimos. Recuerda que las fechas en inglés llevan un orden distinto: year/month. Pondremos brevemente los logros, las tareas y responsabilidades que se adquirieron en cada puesto y los describiremos sin abusar del pronombre “I”. Por ejemplo, si dabas clases de claqué puedes poner: Teaching of both adults and children.

Education. En este apartado describiremos nuestra formación (education) y las titulaciones conseguidas (qualifications). De la educación general reflejaremos solo el nivel más alto que hayamos obtenido. Estas serían algunas de las equivalencias entre el sistema español y el británico: General Certificate of Secondary Education (GCSE) correspondería con la ESO; General Certificate of Education (GCE) se correspondería con nuestro bachillerato/COU. Los ciclos formativos de grado medio podemos traducirlos como Vocational Education and Training (VET). Un Bachelor’s Degree (B) es nuestra diplomatura. Un postgrado (de 30 a 60 créditos ECTS) podemos convertirlo en un Graduate Certificate (PGCert) y un doctorado en un Doctorate (PhD).

Personal details. Esta parte podemos subdividirla en las siguientes secciones:

  • Skills. Son las habilidades o capacitaciones que has ido adquiriendo. Deben ir justificadas por la forma en la que las adquiriste (resumiendo, recuerda). Communication skills, leadership, workload management son algunas de las más comunes.
  • IT skills. En este caso son los conocimientos informáticos. Expláyate si dominas muchos y sé breve si tienes lo justito para no desconfigurar el ordenador.
  • Languages skills. Tu mother tonge o native será el español. El resto de idiomas que hables tendrán que ir clasificados por competencias lingüísticas. Si tienes algún título puedes clasificarlo según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL).
  • Interests. Siempre relacionado con el puesto. Este particular se valora mucho en el caso de que hayas hecho labores de voluntariado (volunteer).
  • Others. Driving licence, por ejemplo.

References available on request. En este punto puedes dejar un par de contactos de trabajos anteriores o compañeros de estudios que puedan hablar bien de ti. Sé cuidadoso con esta información y procura no facilitarlos en un envío masivo de tu CV.

Por último, pídele a un nativo que revise lo que has escrito en tu CV. Las faltas de ortografía pueden hablar de tu nivel de inglés más de lo que te gustaría. Acompáñalo también de una carta de presentación (cover letter). ¿Ya lo tienes? Ánimo y good luck!