En muchos procesos de selección te habrás encontrado con que, además de la entrevista, tienes que realizar una serie de pruebas que tratan de detectar en el candidato las cualidades que se requieren para el puesto. Son los test de personalidad y psicotécnicos. Estos ejercicios se realizan para medir habilidades, analizar los aspectos de tu carácter y previsible rendimiento que puedan intervenir en tu forma de trabajar. ¿Sabes cuáles son los más habituales y para qué sirven?

Medir lo que se encuentra bajo el CV

Los test psicotécnicos pretenden evaluar, de forma objetiva, la capacidad intelectual de un candidato en diferentes aspectos como la atención, el cálculo, la memoria, verbal, el razonamiento lógico, etc. La tipología de los test es variada y puedes enfrentarte tanto a ejercicios de aptitud numérica, expresión oral, como de aptitud espacial o razonamiento. Sin embargo, los test de personalidad pretenden conocer rasgos del carácter que son difíciles de detectar en una entrevista clásica mediante preguntas y respuestas.

Estas pruebas producen gran incertidumbre, ya que solemos desconocer el alcance de sus contenidos, cómo y qué se evalúa con ellas. Debes tener presente que la importancia de estos test es relativa, y son más o menos determinantes en el proceso de selección en función del puesto de trabajo.

Test psicotécnicos y de personalidad para preparar entrevistas de trabajo

Test de personalidad y psicotécnicos en la entrevista de trabajo

Son pruebas que tratan de averiguar los diferentes aspectos de tu personalidad para deducir tu adecuación al puesto de trabajo ofertado. Buscan poner de manifiesto las llamadas softskills del candidato: su adaptación a los cambios, capacidad de iniciativa, tolerancia a la presión, expectativas, empatía, capacidad de persuasión, respuestas en situaciones de crisis, madurez y motivación, estabilidad emocional, etc.

En los test psicotécnicos se da un tiempo límite para responder, y con ello se demuestra si se posee una determinada agilidad mental. Es importante llegar descansado a la prueba porque el agotamiento ralentiza los reflejos y pueden cometerse fallos que con la mente descansada no ocurrirían. Tener una buena concentración y leer muy atentamente los enunciados evitarán incurrir en errores.

Cuando te enfrentes a estos test, te recomendamos contestar las preguntas de una forma sincera y espontánea. En estas pruebas no suele haber respuestas “buenas” o “malas”, lo que buscan es la compatibilidad de tu personalidad al puesto de trabajo.  Por eso es aconsejable no forzar las respuestas, ya que se añaden preguntas filtro para detectar si estás intentando manipularlas.

Otro consejo es tratar de contestar con la verdad, aunque esta sea “políticamente incorrecta”. Estos test no buscan personas perfectas, al contrario, unos resultados impecables suelen generar dudas sobre el candidato y la sinceridad en sus respuestas.

Practica con algunos test

Por si todavía no has tenido la oportunidad de enfrentarte a ellos, te dejamos algunos de test de personalidad gratuitos con los que puedes practicar. Te orientarán a la hora de saber qué cualidades pueden ser interesantes para una entrevista de trabajo.

>> Test psicotécnico

>> Test de personalidad

>> Test de personalidad los cinco grandes

>> Test personalidad de 16 factores

>> Test de autoestima

>> Test de asertividad