Se llaman trienios a los complementos salariales por antigüedad en la empresa que reciben los trabajadores de algunas compañías. En concreto, se recibe una cantidad adicional por cada grupo de tres años  y estos son acumulativos. Todos los detalles sobre la cantidad que se recibe, cuando empiezan a cobrarse, etc. viene fijados por los convenios.

¿Qué cantidad se percibe por trienio?

Este plus empieza a cobrarse  cuando se suman un número determinado de años prestando servicio en una organización. No siempre se contabilizan en grupos de tres. Pueden ser cuatro (cuatrienios), cinco (quinquenios), …pero es muy común que sean tres los años a partir de los que se premia la antigüedad.

La cantidad que se cobra por trienio acumulado suele ser un porcentaje del salario base (un 5% es lo habitual) e iría en aumento dependiendo del número de periodos que se vayan cumpliendo.

Se trata de un complemento habitual en los trabajadores de la administración pública donde la cantidad que se percibe bajo este concepto viene determinada por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Este complemento correspondería tanto a trabajadores indefinidos como eventuales, interinos…El Estatuto de los Trabajadores establece que los empleados eventuales deben tener los mismos derechos que aquellos que tienen un contrato indefinido. Por lo tanto, el derecho a cobrar trienios aplica también en las nóminas de los trabajadores temporales.

Incapacidad temporal y trienios

Tampoco quedaría suspendido este derecho durante el tiempo que se ha sufrido una incapacidad temporal. Recientemente, los tribunales han dado la razón a una trabajadora de la administración pública  que reclamó el impago de un nuevo trienio acumulado cuando se encontraba de baja médica.

Otra de las dudas que surge habitualmente entre funcionarios es qué cantidad corresponde percibir si se ha formado parte de dos grupos funcionariales diferentes en el periodo de los tres años. En estos casos, la ley establece que se consolidaría el trienio en el grupo funcionarial superior en el que hubiera prestado servicio.

El establecimiento del inicio de este derecho se fijaría en el momento en el que se firma el primer contrato temporal. Es decir, no hay que esperar a tener un contrato indefinido para empezar a acumular este beneficio. Los tribunales así lo han sentenciado, aunque haciendo una salvedad. Se tendría en consideración la antigüedad desde el primer contrato siempre y cuando no se haya roto la unidad del vínculo contractual, es decir, durante el periodo en el que no se ha tenido contrato con la empresa de referencia no se hayan firmado contratos con otras empresas.

¿Qué son los trienios?

¿En qué momento aparecerá un trienio en mi nómina?

Para conocer en a partir de qué momento puede empezarse a cobrarse en nómina un trienio hay que saber que el derecho se obtiene a partir del instante en el que se cumple el último día del tercer año de trabajo en la empresa. Aunque lo habitual es que se empiece a cobrar desde el primer día del año en el que se cumplen los tres años de antigüedad.

En principio, no es necesario solicitar este complemento de antigüedad ya que se aplicaría por defecto. Pero, en caso de que no fuera así, se podría reclamar por el procedimiento habitual, es decir, presentando una papeleta de conciliación ante el juzgado que corresponda en cada comunidad.

Para contabilizar el tiempo a partir del cual comienza a acumularse antigüedad para el pago de trienios se tiene en consideración el periodo de prueba.

Actualmente son muchos los convenios que ya no incluyen este tipo de complemento en las nuevas negociaciones. Los empresarios alegan que se trata de un tipo de remuneración extra que no está relacionada con la productividad. En los casos en los que se ha conseguido que sigan incluidos se congela la cantidad y, otros muchos, se transforman en planes de pensiones.