El networking es una práctica común en el mundo empresarial y emprendedor. Es una palabra que ya se utiliza de forma cotidiana en el ámbito profesional y que hace referencia a eventos, tanto de tipo formal como informal, en los que puedes construir una red de contactos que te ayuden a generar oportunidades tanto de negocio como laborales.

Rara es la jornada, conferencia o feria que no reserve un espacio para facilitar el networking entre los asistentes. Estos encuentros, que suelen fijarse aprovechando el café a media mañana o al final de la jornada de un evento que atrae a profesionales relevantes del sector,  se convierten en momentos de gran valor donde contactar con personas a las que unen intereses comunes.

Construyendo tu red profesional a través del networking

Las reuniones de networking pueden satisfacer diferentes situaciones laborales. Personas que tienen una idea de negocio y buscan inversores o socios, headhunters que necesitan incorporar a sus plantillas especialistas en determinadas áreas o business angels  a la búsqueda de proyectos en los que invertir. Pero hacer networking no es exclusivo de emprendedores o personas relacionadas con los negocios. También puede resultar beneficioso para aquellos que están buscando un empleo o pensando en cambiar su lugar de trabajo.

Sacar adelante una startup no es una tarea sencilla y requiere que el emprendedor dedique el tiempo y los recursos que no tiene en el día a día de la empresa, pero acudir a eventos puede resultar fundamental para los negocios en ciernes. Es una buena oportunidad para recibir feedback del producto de personas que conocen el sector para poder mejorarlo. Es una ocasión excelente para establecer contactos que faciliten captar usuarios o prescriptores del producto o salir de nuestra burbuja para tener una visión global del mercado al que nos enfrentamos.

Uno de los aspectos más importantes cuando se trata de comenzar un negocio es rodearse de personas que sumen al proyecto. El networking puede ser una buena fórmula para ello. Podremos encontrar socios para nuestro equipo o inversores que propicien un salto cualitativo al negocio aportando más capital.

Networking para encontrar un empleo

Alrededor de un 75-80% de las ofertas de trabajo no se conoce de manera pública, las empresas optan por gente con referencias y avalada. De hecho, algunos de los últimos datos que se manejan hablan de que casi la mitad de los jóvenes encontraron su primer empleo gracias a un familiar o un conocido. Por tanto, resulta fundamental crear una buena red de contactos profesionales, no con el objetivo de que nos “coloque” en algún puesto de trabajo, sino para familiarizarnos con el mundo profesional en un determinado sector y estar informado de las oportunidades laborales que puedan aparecer.

Networking

El networking paso a paso

Sea cual sea tu situación, para que una reunión de networking de sus frutos hay que elaborar una estrategia que conlleve una preparación y un trabajo posterior al evento. Estos son algunos de los aspectos clave que servirán para que la red que se teja genere oportunidades laborales.

Orienta tus perfiles en redes sociales de una forma profesional. Incluye las keywords o palabras clave de tu especialidad en la bio o en la descripción de quién eres. Conceptos, programas, tendencias, todo aquello que te ayude a posicionarte como experto en tu sector. Sigue y participa en las conversaciones que se generen gracias a los hashtags relacionados con tu área. Comparte contenido relevante para aportar valor a tu perfil profesional.

Crea un elevator pitch. Esta técnica consiste en elaborar un discurso que describa la idea de tu negocio o producto o tu trayectoria y objetivos profesionales de una forma breve (en lo que subes en el ascensor). Este contenido puede servirte de introducción en mesas en las que participes, cartas de presentación que acompañen el CV o utilizarla en conversación más informal con especialistas o posibles inversores.

Lleva contigo tarjetas de visita para que puedas entregarla en estas reuniones donde aparezcan tus vías de contacto, página web o blog. No escatimes en el diseño y calidad de este producto que habla de ti igual que lo hace tu forma de vestir y comunicarte.

Elabora tu estrategia  tras un evento de networking

Tras un evento de networking es importante que organices todos los contactos que has recogido y hagas un seguimiento de las interacciones que se producen. Es necesario seguir una estrategia de fortalecimiento del vínculo con las personas que has conocido durante la sesión.

Para ello crea un archivo con el nombre, formas de contacto, perfiles en redes sociales y un comentario sobre la conversación que mantuvisteis o qué te resultó interesante de ese encuentro tanto para reanudar esa charla que se produjo presencialmente como para  ayudarte a recordarlo cuando ya haya pasado un tiempo.

Síguele en redes sociales y marca un ritmo de comunicación. Al principio puede ser más intenso, una vez a la semana puede estar bien,  para afianzar el vínculo. Después observa cómo evoluciona para, si es necesario, cambiar la estrategia. Es importante no atosigar y permanecer atento a cómo se construye esa nueva relación a través de la escucha y no solo centrándote en tu objetivo.

Construir y mantener activa una red de relaciones profesionales es fundamental para enriquecer tu currículum y experiencia laboral. Te ayudará a avanzar profesionalmente y te abrirá la puerta a nuevas oportunidades laborales.
Inscríbete en Infoempleo y encuentra las mejores ofertas