El domingo que viene se celebra el día de los abuelos, en un año muy especial en el que a los menos jóvenes les ha tocado ser población de riesgo y vivir una situación durísima en hospitales y residencias. Muchos profesionales se han volcado en su cuidado para paliar los estragos que la pandemia ha causado en este colectivo. ¿Quieres formar parte del personal de cuidado de personas mayores? Te contamos cuáles son los puestos más demandados y cómo prepararte para ellos.

Profesionales que se encargan del cuidado de personas mayores

Gran parte de todo este personal desarrolla su labor en residencias y centros de día. Por un lado hay puestos esenciales que no tienen que ver con actividades sanitarias. Es el caso del personal de cocina, de lavandería, de limpieza y mantenimiento, y un puesto especialmente significativo en estos tiempos, el de ayudante de desinfección.

Por otro lado, este tipo de centros ha de contar con profesionales dedicados a velar por la salud de las personas mayores. Son necesarios puestos como los de cuidadores y cuidadoras de residencias, auxiliares de geriatría o gerocultores, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas, así como personal de enfermería y facultativo.

Fuera del ámbito de los espacios públicos, también se requiere personal para hacer frente a las necesidades de los ancianos que viven en sus casas. Por eso a menudo se encuentran ofertas de empleo para cuidados a domicilio.

TuEmpleo-trabajar en el cuidado de personas mayores

Qué hay que estudiar para dedicarse a ello

En función del tipo de puesto al que quieras optar, tendrás que seguir un itinerario u otro. Hay puestos que requieren una titulación oficial para poder ejercerlos. Es el caso de cuidadores y cuidadoras, ya sea para trabajar en un centro como para un domicilio, auxiliares de geriatría y gerocultores. Todos ellos necesitan la cualificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, que puede estudiarse en los grados medios de Formación Profesional de Cuidados Auxiliares de Enfermería y de Atención a Personas en Situación de Dependencia o bien conseguir el certificado de profesionalidad de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales.

Para profesiones reguladas, como las del personal médico, de enfermería, así como fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, se requiere haber superado sus propias titulaciones de grado:

Además, hay otro tipo de titulaciones que pueden orientar tu carrera hacia el trabajo en residencias, como son la gestión de residencias de mayores, la gobernancia de residencias de la tercera edad o la enfermería geriátrica en residencias.

Más allá de los conocimientos están las habilidades que te permiten desempeñar una de estas profesiones. El cuidado de personas mayores requiere a trabajadores que cultiven la empatía, la paciencia y comprensión, la asertividad, que tengan facilidad de comunicación y que se adapten fácilmente a las situaciones inesperadas, con autonomía y resolución.