Mejora tu currículum con la mejor formación

9%

¿Qué quieres estudiar?

Candidatura espontánea: qué NO debes hacer si quieres triunfar

Candidatura espontánea: qué NO debes hacer si quieres triunfar

A qué dedicas tu tiempo cuando te encuentras en búsqueda activa de empleo es fundamental. Sin embargo, pensar que adelantas enviando muchos curriculums por mail sin previa investigación y atención al “cómo” hacerlo, es uno de los errores que vas a encontrar aquí sobre cómo no mandar una candidatura espontánea. Evita el descarte instantáneo aprendiendo lo que no debes hacer.

Errores de la candidatura espontánea

Cuando una empresa no publica una oferta de empleo es altamente probable que no necesite contratar a nadie. Puede sonar a una obviedad, pero muchas veces se comete el error de olvidarlo y enviar candidaturas espontáneas o autocandidaturas sin atender a lo que aportaría valor o beneficiaría a la compañía. Si quieres que guarden tu CV para aumentar su base de datos o contar contigo en futuros procesos selectivos, puedes añadir un párrafo de consentimiento para salvar la Ley de Protección de Datos, por ejemplo.

Algunas preguntas clave que puedes hacerte para orientar mejor la candidatura son:

Los errores de forma son los más habituales y son muy fáciles de corregir, prestando un poco de atención y elaborando listas previas de las empresas a las que diriges la candidatura, el nombre de la persona responsable así como la fecha de envío y de seguimiento:

Desde el minuto cero tu autocandidatura tiene que seducir al reclutador para abrir el mail. Qué colocas en el asunto es determinante. Error: copiar y pegar de sugerencias estandarizadas, como por ejemplo: “Solicitud de empleo de (tu nombre)”. Si la persona que recibe este mail, junto con muchos otros idénticos, no está buscando cubrir un puesto en ese momento, probablemente tu candidatura irá sin abrir al buzón de spam. Y con razón. En el asunto debes ya escribir un “gancho” coherente con las necesidades y peculiaridades de cada empresa.

Acierta con el momento y el lugar

Y llega el momento en que decides, con buen criterio, acompañar el CV con una carta de motivación. Pero antes de adjuntarla, dedica unos instantes a reflexionar sobre otras cuestiones que también evitarán errores en su composición:

De verdad, no tiene sentido ni vas a lograr encontrar trabajo mandando 500 mails al día. Los procesos selectivos no siguen las reglas de la probabilidad. Es mucho más eficaz enviar solo a 4 empresas que hayas estudiado, donde reconozcas que puedes encajar y aportar valor, y a las que puedas hacer llegar tu genuino interés por formar parte del equipo y del proyecto.

Empleos que te pueden interesar


Ofertas de banca y seguros
Ofertas de ingeniería y producción
Ofertas de teleco.
Ver más ofertas
Ofertas de construcción e inmobiliaria
Ofertas de recursos humanos
Ofertas de comercial y ventas
Ver más ofertas

Entradas relacionadas


¡Encuentra formación a tu medida!

Sigue a Infoempleo

 

 

Salir de la versión móvil
Salir de la versión móvil