La cercanía y las históricas buenas relaciones entre los dos países hacen de Marruecos un destino laboral muy atractivo.  Los vínculos comerciales, no solo con España sino con el resto de la Unión Europea, son una fuente importante de ofertas laborales. Al ser un país que apuesta por la modernización de sus infraestructuras  la llegada de trabajadores europeos especializados es continua. Estos son algunos datos sobre la situación económico- social de nuestro vecino del sur.

  • Marruecos tiene una población de 35 millones de habitantes.
  • En 2016 la población activa de marruecos fue de 11.747.000 personas.
  • Tasa de paro en 2017:  10,7%.
  • Renta per cápita. 3.063 dólares
  • Salario mínimo (SMIG): 1,21 euro/hora. 2568,84 dírhams/mes
  • Semana laboral legal en Marruecos: 44 horas semanales.
  • IDH (Índice de Desarrollo Humano): índice de 0,628 en 2014, clasificado en el puesto 126 de 187 países.

El  mercado de trabajo marroquí se caracteriza por tener una amplia base de trabajo informal además de una baja productividad. Esta característica provoca que se demanden  puestos que exigen una mayor cualificación o especialización. Si tienes una formación y experiencia específica es fácil que puedas encontrar un puesto de nivel medio o alto.

Las principales ciudades y centros económicos son Tánger y Casablanca seguida de Rabat, la capital. En Tánger se concentra una gran actividad industrial de tipo textil, pero también la relacionada con su característica como ciudad portuaria como pueden ser los astilleros.  El turismo es un sector ten permanente desarrollo en esta zona.

trabajar en marruecos

Demanda de perfiles profesionales en Marruecos

La demanda más habitual de perfiles profesionales se produce además de en el turístico en sectores como el medio ambiente, ingenierías relacionadas con las materias primas y la construcción, las TIC (Tecnología de la información y la comunicación), los transportes, las consultarías y la logística. Numerosas empresas españolas están instaladas en este país y demandan profesionales altamente cualificados en cada sector.

Nivel de vida en Marruecos

Aunque el coste de la vida en Marruecos es menor que en España el precio de los alquileres es bastante similar. En Casablanca, que junto con Tánger y Rabat son las ciudades donde se concentran la mayor parte de ofertas laborales, compartir piso supondrá entre 3000 dirham- MAD- (270 euros)  y 4000 MAD (360 euros) Si prefieres vivir solo en un estudio, por ejemplo, tienes apartamentos a partir de 4000 MAD .

Es recomendable contratar un seguro médico ya que el sistema de salud público marroquí no ofrece una gran  cobertura de servicios sanitarios.

Aunque Marruecos es un país que conserva muchas tradiciones en general es un lugar muy influenciado por el estilo de vida occidental debido a su historia y proximidad por lo que la adaptación no es difícil.

Idioma

El francés será el idioma que se pida y utilice como requisito mayoritariamente por los expatriados para trabajar. Es idioma oficial en algunas regiones junto con los diferentes lenguas bereberes. Adquirir nociones de dariya (árabe marroquí) nunca vendrá mal para mejorar las relaciones tanto personales como profesionales.

En la zona norte, en ciudades como Tánger el español puede resultar útil para trabajar dada su proximidad con nuestro país. Hay demanda de profesores de español.

Primeros pasos para instalarte en Marruecos

Si vas a estar menos de tres meses solo necesitarás tener el pasaporte en regla. Pero si pretendes que la cosa se alargue, tras tu entrada en el país deberás obtener una autorización de estancia en los quince días posteriores. Será necesario para abrir una cuenta bancaria o dar de alta un número de teléfono marroquí. Para ello tendrás que dirigirte a la comisaría de policía o puestos de gendarmería. Junto con el contrato de trabajo, un justificante de tu residencia en Marruecos (por ejemplo una factura de la luz), certificado de antecedentes penales y algunos documentos más puedes solicitar el permiso de estancia.

Obtención del permiso de trabajo

Para poder trabajar en Marruecos es necesario que la empresa que te contrata obtenga un certificado por parte de la Agencia Nacional para la Promoción del Empleo y de las Competencias (ANAPEC) en el que se asegure que ningún marroquí está disponible para ocupar el puesto que te ofrecen. Para ello la empresa debe publicar dos anuncios en periódicos (uno en un periódico en francés y otro en un periódico en árabe). Junto con el resto de documentación entre las que se incluye un certificado con las funciones que se desempeñarán, copias compulsadas de títulos o la copia compulsada del pasaporte, se expedirá el visado de contrato de trabajo.

Esa documentación se presentará y tendrá que ser aprobada por el Servicio de Empleo de las personas migrantes (SEM) de la Dirección del Empleo del Ministerio. La primera vez el permiso se obtendrá por un año.

Te dejamos algunos enlaces donde podrás encontrar más información si decides lanzarte a la aventura internacional en Marruecos: