Cada vez es más frecuente conocer gente que está preparando unas oposiciones. Los amigos que no han tenido suerte en su carrera, conocidos que se han cansado de su trabajo, ¡incluso familiares que hace años que no estudiaban y han cambiado de opinión!

Y no será porque preparar una oposición es fácil. Todo el mundo que pasa por ello en que es uno de los estudios más complicados y exigentes, según sus opiniones. ¿Entonces por qué cada vez más gente se prepara unas oposiciones? Te damos 5 importantes razones, avaladas por centros de formación más importantes del país como MasterD.

Por la seguridad del trabajo

Lo de “un trabajo para toda la vida” parece algo del pasado. Primero porque la movilidad laboral es mucho más asequible hoy en día. Pero también porque, tal y como están las cosas, garantizar que mantendrás tu puesto de trabajo es algo bastante irreal.

Excepto en un empleo público. No es 100% seguro que puedas mantener siempre el trabajo, pero es casi imposible que si lo pierdes sea porque “cierra la empresa”. En este caso dependes del Estado y, aunque pueden cambiar las condiciones de tu trabajo, es bastante improbable que lo pierdas.

Por las condiciones laborales

Además de un trabajo seguro, el empleo público tiene mejores condiciones que la empresa privada. Mejor salario, más días de vacaciones, políticas de conciliación laboral, mejor horario…

Como es obvio, todo dependerá del tipo de empleo público, pero en la mayoría de casos las condiciones y las opiniones sobre ellas son mucho mejores que el mismo trabajo desarrollado en una empresa privada.

Por hacer un trabajo que ayuda a los demás

No debemos olvidar el factor social, casi solidario. Algunos puestos de empleo públicos están dirigidos a ayudar a la gente en momentos muy difíciles o, incluso, en trámites administrativos básicos.

Para muchos profesionales, realizar un trabajo con el que se ayuda a los demás, es razón suficiente para el esfuerzo que supone la preparación de unas oposiciones.

Por no tener muchas más opciones

Seamos realistas, no todo el mundo afronta buenas condiciones para encontrar un puesto de trabajo adecuado. Así lo confirman las opiniones de miles de españoles hoy en día.

Muchos profesionales no han podido realizar los estudios que necesitan para trabajar en lo que les gusta. Otros profesionales tienen los estudios, pero el sector al que se dirigen no es rentable o incluso está en proceso de desaparición.

A veces, sencillamente, es demasiado difícil intentar volver a estudiar una carrera o hacer unos estudios paralelos, otra vez desde cero.

Para ello, resulta más recomendable preparar unas oposiciones. Puedes encontrar alguna especialidad que incluso se complemente bien con tu experiencia profesional y las condiciones del trabajo son mucho más prometedoras.

Porque ahora en realidad es más sencillo que antes

Preparar unas oposiciones no es algo precisamente fácil. Requiere una dedicación constante, un estudio que a veces dura años. Presentarse a las convocatorias pone a prueba nuestros nervios y el temario, muchas veces relacionado con normativa legal, no es el más ameno del mundo. En este caso, centros de formación especializados como MasterD consideran como factor relevante para alcanzar nuestra meta el seguimiento y orientación por parte de profesionales especializados en la preparación de las oposiciones.

Sin embargo, ahora es más sencillo preparar unas oposiciones, sobre todo por la ayuda que ofrecen algunos centros especializados en este tipo de cursos.

En España podemos escoger muchos centros de formación especializados en preparación de oposiciones. MasterD, por ejemplo, ofrece estos cursos garantizando que el estudiante tenga todo el temario a estudiar, completamente actualizado, así como simulacros de exámenes de oposiciones reales.

Con estos recursos (y otros que cada centro de formación puede incluir para mejorar el estudio), la preparación de oposiciones se hace algo más asequible y llevadera. Junto con las buenas expectativas de este tipo de trabajo, es lógico que cada vez más gente se interese por estos estudios.