Aunque se llame Irlanda del Norte esta región no pertenece a la República de Irlanda, a pesar de que compartan isla. Se trata de una de las naciones que compone el Reino Unido y, por lo tanto, es territorio británico. Esto quiere decir que, si quieres vivir y trabajar en Irlanda del Norte tras el Brexit, estarás en la misma situación que si fueras al mismo centro de Londres o de Edimburgo. Algo que debes tener en cuenta si decides explorar sus oportunidades laborales.

Trabajar en Belfast

En Irlanda del Norte viven aproximadamente 1.810.900 habitantes, que se concentran sobre todo en Belfast, la capital, y Derry (Londonderry), la segunda ciudad en importancia.

Belfast es famosa porque ser la ciudad en la que se construyó y de la que partió el Titanic. También por ser uno de los principales escenarios de las tensiones entre británicos e irlandeses en el pasado. En ella viven unas 400.000 personas, según el último censo (2011). Tiene una envidiable tasa de paro casi inexistente (2,9%), cercana al pleno empleo. Un punto por debajo de la tasa media del país, donde la empleabilidad alcanza tasas record en Europa.

La media del salario en Irlanda del Norte es de 521 libras semanales, algo inferior a las 569 de media del Reino Unido. Como ocurre en el resto del país, es tradición el pago semanal. Las empresas pagan semanalmente y muchos servicios adoptan la misma cadencia como la vivienda y el transporte. En Belfast se cobran los salarios más altos de la zona, unos 474 euros a la semana.

Trabajos más demandado en Irlanda

Según los organismos públicos locales, el talento siempre es bienvenido en actividades relacionadas con las TIC (desarrollo de software, desarrolladores de bases de datos, videojuegos y aplicaciones para móviles o ciberseguridad). El sector alimentario también ofrece un amplio número de oportunidades para técnicos de alimentación.

Como en el resto de Europa, los perfiles profesionales para servicios financieros y de negocio tienen buena acogida, así como los perfiles formados en ingenierías y energías renovables. La oferta laboral relacionada con el sector sanitario también es constante. Tampoco resulta difícil encontrar trabajos part-time en hostelería y restauración.Empleo Internacional: cómo trabajar en Irlanda del Norte

Papeleo básico y vivienda

No es fácil saber en estos momentos qué ocurrirá a corto o  medio plazo en el Reino Unido. Las embajadas actualizan la información cada poco sobre las consecuencias que el Brexit tendrá en la cotidianeidad de la ciudadanía comunitaria y la nacional. Por lo que es recomendable que, si no lo has hecho ya, te saques el pasaporte para viajar.

Se contemplan dos escenarios, uno con acuerdo (deal) y otro sin acuerdo (no deal). Aunque, según las últimas noticias, parece que la balanza se inclina por una salida pactada con la UE, que facilitaría el tránsito y la residencia de los ciudadanos comunitarios en el país.

Tanto si hay acuerdo como si no lo hay hasta finales de 2020 nos encontraremos en un periodo de transición en el que no habrá cambios. A partir de ese momento, puede que necesites solicitar el pre-settle status para regularizar tu situación.

Un trámite que sí es imprescindible solicitar para poder trabajar en Irlanda del Norte es la obtención del National Insurance Number (NIN). Algo que podrás hacer en cualquier job center mediante una entrevista. Es equivalente a nuestro número de la seguridad social, y a él están asociadas las contribuciones que se hacen al National Insurance y a la Hacienda nacional.

Vivir en Irlanda de Norte te resultará más económico que casi en cualquier otro lugar en el Reino Unido. El precio de las habitaciones y alquileres es bastante ajustado, y se puede encontrar alquileres de dos habitaciones por unos 550-600 libras mensuales. Como siempre, depende del barrio y de la cercanía al centro.

Entrega tu CV en Irlanda del Norte

Cuando participes en un proceso de selección, presenta un curriculum que resalte las habilidades y competencias que has adquirido en los lugares donde has trabajado. Ten en cuenta estas cuestiones básicas:

> > Que aparezca tu nombre y apellidos claramente en letras más grandes en la parte superior (evita poner curriculum vitae o similar).

>>  No emplees más de dos páginas, y procura poner la información sobre tu experiencia laboral orientada al puesto al que aplicas.

>>  Descarta incluir información que pueda ser discriminatoria como la fecha de nacimiento, la edad, una foto o el salario que quieres ganar.

>> Comprueba con alguien que ya tenga un buen nivel de inglés que el curriculum no tiene faltas de ortografía.

>> Es bastante habitual el incluir personas de referencia que puedan hablar bien de ti en puestos anteriores. IMPORTANTE: Esta información debe ser real, ya que suelen contactar.

>> Tendrás que redactar una cover letter, algo imprescindible que acompaña a cualquier CV en el Reino Unido. Se considera descortés enviar el CV sin una carta de presentación. En ella tienes que incluir el puesto al que te presentas y tus datos de contacto. En la carta puedes explicar porqué te interesa ese trabajo de forma que sea atractiva para el empleador.

>> Resalta tu CV con keywords para facilitar la selección.

Claves para empezar tu búsqueda

Es importante señalar que el puesto de trabajo que puedas conseguir tendrá que ver con tu nivel de inglés. Una vez allí, tu nivel de inglés mejorará en poco tiempo gracias a la inmersión en el idioma, pero si quieres tener mayores oportunidades laborales es preferible que empieces un poco antes. Consulta la oferta de cursos para mejorar tu nivel de inglés

Y, si ya estás preparado, busca empleo en Irlanda del Norte en nuestro apartado de empleo internacional.

Sigue preparando tu aventura con esta info: