Brasil está considerada una de las mayores economías emergentes. Es el quinto país en el mundo con mayor inversión extranjera. Aunque la economía brasileña tiene un gran desarrollo de las materias primas, son autosuficientes en la producción de petróleo, también quiere apostar por la innovación. Con una población  superior a los doscientos millones de habitantes el potencial económico resulta muy atractivo para internacionalizar una empresa. ¿Qué más necesitas saber para emprender una aventura en el país carioca?

La innovación, sector estratégico para la inversión extranjera

La agricultura y ganadería brasileña constituyen un sector muy potente tanto para el consumo interno como para la exportación. Sin embargo, quieren apostar por la innovación como sector estratégico para la inversión extranjera, animando al capital internacional a establecer centros de I+D. De esta forma, se quiere seguir el ejemplo de otros países del entorno donde se está dando un fuerte impulso desde las instituciones a la economía del conocimiento como puede ser Chile.

Por otro lado, desde el año 2002 se ha producido un  espectacular aumento de la clase media, que ha pasado del 38,8% al 54%, lo que la convierte en un mercado muy atractivo para la inversión en productos de consumo.

Dar el salto para internacionalizar una empresa o iniciativa pasa por tener en cuenta estas peculiaridades del mercado brasileño.

Hacer negocio con un horizonte del medio-largo plazo

Desde todas las fuentes consultadas se hace la misma advertencia: vas a necesitar paciencia para poder cumplir con los trámites para establecer una empresa en Brasil. Según los datos facilitados por el Doing Business (herramienta del Banco Mundial que compara los países según sus oportunidades de negocio) son necesarios once trámites burocráticos y de gestión y algo más de cien días para inscribir una sociedad en el registro mercantil brasileño. Por comparar, la media de la OCDE para dar de alta una empresa es de 8,3 días. Tres son los principales núcleos de negocio: Sao Paolo, Rio de Janeiro y Minas de Gerais.  La capital, Brasilia está más destinada a los organismos oficiales.

Además de un estudio detallado del mercado brasileño, la planificación exige un horizonte del medio-largo plazo debido a los complicados trámites para establecerse.

Tener nociones de portugués, el idioma oficial, es necesario para establecer unas relaciones comerciales de calidad aunque el español sea una idioma que generalmente es bien entendido.

Quedarse en Brasil para hacer negocios

Para entrar en Brasil por motivo de negocios habrá que justificar documentalmente la actividad. En cualquier caso, se aplicarán los mismos requisitos que para turistas. La Cámara de Comercio española recomienda que si se están estableciendo relaciones comerciales se añada una carta de invitación firmada ante un cartorio (notario). Esto dará derecho a una estancia legal de noventa días.

Durante ese tiempo se puede aprovechar para iniciar los trámites para extender los permisos y conseguir el VIPER (visado permanente), para esto habrá que demostrar que se ha hecho una inversión de entre 600.000 y 150.000 reales más la contratación de 10 trabajadores brasileños.

Primeros pasos para establecer una empresa

Debido a lo complejo del proceso es aconsejable contar con los servicios de un abogado local durante todo el proceso. También se recomienda el establecer relaciones comerciales e ir de la mano con socios brasileños.

Tras recopilar toda la documentación necesaria para registrar la empresa y haber elegido el tipo de sociedad hay que llevarla a la Junta Comercial del Estado donde se piense establecer. También es necesario darla de alta en organizaciones tributarias, tanto federales como provinciales y a nivel municipal, para poder obtener el permiso de funcionamiento. Tienes que tener en cuenta que toda la documentación debe ir oportunamente traducida al portugués.

Aunque en Brasil no se pide un capital mínimo como requisito para poder dar de alta una empresa, para abrir una cuenta de negocios es necesario estar dado de alta en el Registro Nacional de Personas Físicas del Ministerio de Hacienda.

Si has finalizado el registro con éxito tendrás que ponerte a buscar empleados. Te recomendamos que uses el servicio de empleo internacional de Infoempleo para encontrar tanto a españoles que quieran trabajar en Brasil como locales interesados en trabajar en empresas españolas.

Estos son algunas de las páginas que puedes consultar si quieres ampliar esta información.

http://www.sebrae.com.br/sites/PortalSebrae (Servicio de apoyo a micro y PYMES)

http://drei.smpe.gov.br/assuntos/juntas-comerciais (Juntas comerciales para registro de empresas)

http://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/portada/index.html?idPais=BR (Oficinas Económicas y Comerciales en el Exterior)

http://www.apexbrasil.com.br/es/home# (Agencia Brasileña de promoción de exportación e inversiones)