Altamente “ocupables”, pero desocupados

La crisis ha hecho elevar el número de parados «altamente ocupables» en un 78,6% respecto a 2008. Esta circunstancia hace de aquellos con menores posibilidades de empleo, según el SPEE, mujeres y mayores de 45 años, tengan aún más dificultades en encontrar un trabajo.