Hay épocas en las que tienes tanto trabajo y estrés acumulado que a veces se te olvidan ciertas cosas… por ejemplo, si tenías una reunión en tu agenda.