Está claro que las críticas no le gustan a nadie… pero cada uno tiene formas muy diferentes de asumirlas. El estrés que se vive ahora en la gran mayoría de las empresas puede provocar reacciones de lo más exageradas como la que vemos en este vídeo.