En general, la franquicia es una alternativa empresarial que plantea más ventajas que inconvenientes. Pero, como cualquier otra inversión, también requiere de un análisis previo para sopesar los posibles riesgos que hay que afrontar antes de poner en marcha una empresa.

Emprender un negocio a través de una red de franquicias supone, en primer lugar, que no partirás desde cero, sino que contarás con las experiencias del resto de establecimientos franquiciados, de un fondo de comercio ya creado gracias al prestigio de una marca conocida en el mercado, de un sistema seguro de distribución de los productos, y de unas posibilidades de comunicación y marketing muy superiores y más económicas que las que tendrías en el caso de actuar solo.

Entre los principales inconvenientes que te puedes encontrar están las limitaciones en la toma de decisiones. Es decir, que estarás sujeto a una serie de normas establecidas por el franquiciador y de obligado cumplimiento para toda la red franquiciada. También puedes verte afectado por los problemas que pueda sufrir el franquiciador (ya sean de tipo económico, organizativo o estructural). Y, en tercer lugar, con el negocio franquiciado sueles obtener un beneficio menor que con otro negocio independiente, ya que éste no soporta los costes directos que implica estar integrado en una red.

Elegir un sector

Tras sopesar las ventajas e inconvenientes que conlleva esta fórmula empresarial, es imprescindible que lleves a cabo un estudio del sector y del producto o servicio en el que quieras invertir, vigilando especialmente estos factores fundamentales:

  • Si se trata de un mercado en alza
  • Cómo es la oferta existente
  • Si hay una demanda suficiente
  • Si ese tipo de negocio requiere un mínimo de conocimientos para su gestión
  • Si el producto es nuevo o ya está consolidado en el mercado
  • Si es competitivo en calidad y precio
  • Si está o no de moda y si ésta puede ser pasajera
  • Si se trata de un producto estacional cuya demanda se limita a un periodo corto del año o bien puede ser adquirido en cualquier época

Aunque no existe una fórmula que garantice el éxito, desde la Asociación Española para el Desarrollo y Defensa del Franquiciado se recomienda a los emprendedores seguir una serie de pasos para hacer más efectiva su búsqueda.

Una vez elegido el sector donde quieres invertir, el siguiente paso es recabar información sobre las distintas franquicias que operan en él. La Asociación Española de Franquiciadores ofrece amplia información sobre las principales enseñas de franquicias que operan en nuestro país y también datos sobre la situación actual del sector.

Si prefieres conocer de primera mano las marcas y hablar con sus responsables, del 5 al 7 de mayo se celebrará en la Feria de Madrid IFEMA el Salón de la Franquicia Expofranquicia 2011 en el que estarán representadas 225 marcas de nueve países diferentes y donde se incluirá también el primer Foro Inversor, orientado a promover el encuentro entre inversores y responsables de proyectos con posibilidades de expansión y rentabilidad.