Se acerca el final de 2008, y es el momento de hacer balance sobre lo vivido este año y de elaborar la lista de propósitos para el próximo 2009. Aunque normalmente estos propósitos suelen girar en torno a temas de lo más variado como ser mejor persona, apuntarse al gimnasio o no dejar las cosas para mañana, este año la crisis va a hacer que muchos pensamientos vayan en la misma dirección: el trabajo.

El empleo es una de las cosas que más nos preocupa a la mayoría en este momento, por lo que muchos de los deseos que pidamos para el próximo año harán referencia a este tema: unos pedirán por encontrar trabajo en 2009, otros por mantener el que tienen y algunos por mejorar en su carrera. Sea cual sea tu situación, es un buen momento para pararse y reflexionar. Lo primero es hacer una autoevaluación de nuestra situación para tener claro cuál es nuestra meta y dar los pasos adecuados que nos conduzcan de la manera más directa a nuestro objetivo.

Algunos consejos…

– Si te has quedado sin trabajo, ponte manos a la obra porque, como tanto se repite últimamente, encontrar trabajo es un trabajo en sí mismo. Lo primero que debes tener claro es qué buscas, conocer tus inquietudes y capacidades, y qué desarrollo quieres que siga tu carrera profesional. Después llega el momento de elaborar un currículum que refleje fielmente tus conocimientos y experiencia, y a partir de ahí iniciar la búsqueda, llevando siempre un control de todas tus acciones. Ten en cuenta que la situación es complicada, por lo que es importante que no te desanimes si recibes varias negativas.

– Si tu objetivo es mantener el trabajo que tienes, es el momento de potenciar algunas de las cualidades más valoradas por las empresas como la iniciativa, la implicación con los proyectos o la capacidad de trabajo en equipo. No es momento de individualismos, ni de intentar quedar por encima de los demás, ahora más que nunca se valora a los trabajadores que tratan de colaborar para salir lo antes posible del bache, y no a aquellos que por «salvarse» perjudican a los demás.

¿Tu propósito es cambiar de trabajo en 2009? Está claro que no es el mejor momento pero, como también habréis leído en estos meses, toda crisis equivale a una oportunidad. A lo mejor no es una locura arriesgarse. Si esta es tu intención un buen consejo sería ampliar tu formación, ya sea en idiomas o en áreas complementarias a tu ámbito profesional que puedan abrirte nuevas y mejores puertas. También es un buen momento para probar suerte en el extranjero, no es que la situación sea mejor en otros países, pero la experiencia internacional puede ser el impulso que necesita tu carrera.

Sea cual sea tu situación, ¡¡¡buena suerte y que se cumplan todos tus propósitos en 2009!!!

¡Feliz Navidad!