La casualidad permite a veces hacer fotos de lo más sorprendente, como las que podemos observar en este vídeo.