El nuevo espectáculo del Circo del Sol lleva por título «Corteo» y, en él, un payaso asiste a su propio funeral, pero convertido en un carnaval. Los responsables del montaje aseguran que es el espectáculo más teatral de todos los que han organizado. Tal y como explica Adrián González, director de publicidad, «en el Cirque du Soleil todo empezó con 20 artistas callejeros del Quebec con ganas de renovar el mundo del circo. Ahora somos más de 5.000 empleados, de los cuales 1.200 son artistas dedicados a un objetivo común: que el espectador se divierta y vuelva un poco a la niñez».

«Para nosotros, el Adecco Experience Day es una de nuestras joyas. Empezamos el año pasado y funcionó tan bien que decidimos ampliar el proyecto», declara Margarita Álvarez, directora de marketing y comunicación de Adecco. Ahora, cuatro jóvenes seleccionados podrán acompañar, el próximo 26 de mayo, a una serie de profesionales del Cirque du Soleil, para así poder ser testigos directos de cómo es un día de trabajo en la vida de un responsable de área que sabe que todo ha de salir a la perfección.

Según Margarita Álvarez, se trata de cumplir «los sueños de unos cuantos chavales que están empezando su vida profesional y van a disfrutar de una experiencia formativa única». Uno de los jóvenes pasará la jornada de trabajo del Adecco Experience Day con el jefe de sala del circo, Raiam Moreira. Podrá, así, aprender de primera mano cómo se gestiona un público de 2.800 personas, con la responsabilidad de conseguir que todas y cada una de sus experiencias sean positivas desde el mismo momento de franquear el acceso al recinto. Podrá, además, comprobar las dificultades que entraña gestionar un equipo de 30 personas, encargadas de acomodar al público y, por supuesto, de garantizar su seguridad, evitar riesgos y mantener todos los espacios limpios y despejados.

Por su parte, el «alumno» que acompañe a Michael Knight, jefe de atrezzo del Cirque du Soleil, será partícipe de la gran responsabilidad que constituye encargarse de la decoración de un espectáculo de estas características. Knight comenzó su carrera en Disney, y es un especialista de talla mundial en títeres y atrezzo. Tal y como explica Patrick Lynn, director de la gira «Corteo», «la persona que se sienta en la primera fila debe tener la misma experiencia que la que  se sienta en la última». Por ello, todos los detalles que componen el escenario deben ser perfectamente visibles desde cualquier punto de las gradas.

John Hansen, el responsable de mantenimiento, será otro de los encargados de mostrar a uno de los jóvenes seleccionados cómo es su trabajo en un día de show. Nada menos que hacer funcionar un recinto en el que, cada noche, se dan cita casi 3.000 personas. Hansen empezó su carrera en este mundo cuidando los caballos del Big Apple Circus, para después ocuparse del mantenimiento en general.

Por último, la «backstage manager» del Cirque du Soleil se encargará de mostrar a la joven que la acompañará el 26 de mayo cómo se crea la magia del show. Desde un lugar privilegiado detrás del escenario, Anna Ashley y su «pupila por un día» gestionarán juntas un equipo de más de 70 artistas: acróbatas, funambulistas, cantantes, malabaristas… Anahí Mesa es el nombre de la joven que trabajará con Anna Ashley.

Nerviosa, pero ilusionada con el proyecto, asegura que «poder participar en un espectáculo de estas características me llena, porque he estado relacionada con las artes desde la infancia. Aspiro, en un futuro, a poder tener un puesto de trabajo como el que voy a ver de cerca con la ‘backstage manager’ del Cirque du Soleil».

Los nudos del show

Patrick Lynn, director de la gira, emplea, para referirse a este trabajo, el ejemplo de una tapicería. «Desde la entrada se ven solamente los tapices más bonitos y vistosos pero, en la trastienda, se puede ver cómo se hacen, se pueden ver los hilos y los nudos. A nosotros nos gusta enseñar nuestros nudos, cómo se hace todo». Por eso está tan ilusionado ante la perspectiva de que un Adecco Experience Day tenga lugar en el Cirque du Soleil. «Este proyecto está muy cerca de nuestro corazón por tres motivos. Primero, porque este circo nació precisamente como un proyecto de jóvenes; segundo, porque nos apoyamos mucho en proyectos para niños y jóvenes en nuestro programa de obra social; y, por último, porque nos emocionaba la posibilidad de poder compartir con estos jóvenes algo de lo que nosotros mismos hemos aprendido en estos años», sentencia Lynn.