En la sociedad actual, el tiempo es oro, dicen. Y los trabajadores cada día son más conscientes de ello. Sobre todo la nueva fuerza de trabajo, los jóvenes que se incorporan a un mercado laboral copado por empresas que se mueven a una velocidad mucho más lenta que la propia sociedad.

La tecnología, por ejemplo, permite hacer el mismo trabajo en mucho menos tiempo para que, en teoría, el trabajador quede «liberado» mucho antes. Entonces, ¿por qué pasar las mismas horas que antes en la oficina? Cambiar este hábito es uno de los objetivos de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), porque «nuestros horarios no favorecen la conciliación ni la igualdad», denuncia su presidente, Ignacio Buqueras.

En el marco de esa lucha se celebra en Valladolid, los días 19 y 20 de octubre, el V Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles. Bajo el lema «Es hora de conciliar» se reunirán en la capital castellanoleonesa más de 200 personas, según las estimaciones de la ARHOE, procedentes de ámbitos muy distintos. Habrá responsables de las áreas de Recursos Humanos de las empresas, representantes de las Administraciones locales, regionales y nacionales, organizaciones sindicales y sociales, instituciones, entidades universitarias… «La conciliación es un tema prioritario que afecta a toda la sociedad civil, así que estará representada al completo», anticipa Buqueras.

Desde hace cinco ediciones, el Congreso se convierte en un foro de debate y reflexión en el que los participantes intercambian ideas, experiencias y proyectos con un objetivo claro: lograr una aproximación a la igualdad de oportunidades, a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar y, en último término, incrementar la calidad de vida de todas las personas.

La tendencia es imparable, pues las empresas que se suben al carro de la conciliación, como indica Buqueras, no tardan en obtener una buena cantidad de beneficios: «incrementa la productividad, disminuye el gasto energético y aumenta la satisfacción de los trabajadores», asegura. Y es que ya no hay marcha atrás cuando se trata de seguir la senda de la evolución laboral.

Consejos para conciliar

1 Sigue la regla de las ocho horas: trabajo, descanso y tiempo libre.

2 Distingue lo urgente de lo importante.

3 Aprende a decir no. Ahorrarás tiempo en tareas que no son tuyas.

4 Planifica las tareas. Haz una lista de las cosas que debes hacer.

5 Marca el tiempo máximo para cada tarea… y procura cumplirlo.

6 Sé puntual. Eso evitará la acumulación de deberes y te legitimará para salir a la hora.

7 Importa sacar adelante el trabajo, no pasar el día en la oficina.

8 Algunas decisiones se toman con sólo una llamada telefónica, no hacen falta una reunión.

9 Fija las horas de inicio y finalización de las reuniones.

10 Sustituye las comidas de trabajo por desayunos. Se hace lo mismo en menos tiempo.