La mejor experiencia en estos tiempos es la capacidad para adaptarse a las nuevas necesidades y la flexibilidad de quien opta por el empleo. El actual mercado laboral ha dificultado el acceso de los jóvenes, así como de personas que con la COVID se han visto sin trabajo o que han tenido que adaptarse a nuevos sectores con nuevas formas de trabajo en la era digital. En este contexto, un CV sin experiencia en el sector sigue siendo competitivo. Te damos unos tips para destacar y lograr ese empleo que estás buscando.

Sin experiencia, pero con soft skills

Se acabaron los tiempos en los que “la experiencia es un grado”. Para más de un cuarto de los empleos, optar sin experiencia previa no es un obstáculo. Más bien al contrario. La empresa quiere modelar a su plantilla y busca capacidad de adaptación a los cambios, buena actitud para trabajar en equipo o creatividad en la resolución de los problemas.

Estas soft skills son habilidades no técnicas que no vienen de los trabajos que hayas tenido anteriormente, sino de tu manera de posicionarte ante las tareas o de desarrollarlas. Estudios como el del Instituto de Investigación de Stanford y la Fundación Carnegie Mellon, realizado sobre los empresarios de Fortune 500, demuestran que el 75 % del éxito profesional a largo plazo se debe a las soft skills.

Destacar sin experiencia

Carta de presentación y motivación

Ya te hemos hablado sobre la elaboración del CV, así que este tip es para animarte a completarlo con una carta que enfoque la mirada de quien te va a contratar. Elige entre enriquecer la primera impresión con una carta de motivación o de presentación.

En cualquier caso, destaca las competencias que ofreces con tu trayectoria por las que eres el mejor candidato para el puesto. Ten en cuenta que los recruiters reciben muchos CV, así que utiliza un estilo directo y selecciona la información pertinente. Serás recompensado si se lo pones fácil relacionando tus habilidades con las necesidades de la empresa.

Presencia en redes SMART

Si cuidas tu imagen en una entrevista, pon atención a tu marca personal en redes sociales. Puedes guiarte con el enfoque SMART utilizado por las empresas como criterio de selección o estratégico: specific, measurable, attainable, realistic y timely (específico, medible, alcanzable, realista y temporal).

Utiliza este concepto para decidir sobre la información que publicas acerca de ti, tanto en los datos como en los contenidos. Asegúrate de que es elegante, sencilla, eficaz y útil para la consecución de ese trabajo que estás buscando. Una buena primera impresión te hará destacar también en el mundo virtual.

Estar conectado es gratis

El voluntariado interesa tanto a quien lo realiza —parte de la formación— como a la empresa que contrata, pues puede estar incluido en su estrategia de responsabilidad social corporativa (RSC). Fíjate que incluso en la búsqueda de cargos directivos se valora la valentía como un atributo significativo o esas implicaciones en la responsabilidad social corporativa (RSC) para la toma de decisiones.

Y esa participación sin remuneración además hará que amplíes tu red de contactos. Esta debe ser también virtual, pues demuestra además que tu conocimiento digital es bueno. Se trata de una competencia requerida que progresivamente va en aumento. Así que, con este último tip, anímate a generar un perfil en redes como LinkedIn, pues estas bases de datos son la primera criba para formar parte de muchas empresas.