Parece que el empleo por cuenta propia se reactiva con rapidez. A mediados de mayo, la cifra de autónomos que han vuelto al trabajo ha aumentado hasta el 59% de este colectivo. A pesar de esta cifra esperanzadora, todavía son muchos los negocios que no han podido volver a su actividad y, por desgracia, un porcentaje de ellos tendrá que echar el cierre definitivo.

Estos datos, positivos para la economía de las empresas unipersonales, los ofrece la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) gracias a un cuestionario que ha realizado entre los días 15 y 16 de mayo sobre una muestra representativa del colectivo de autónomos que han vuelto al trabajo tras el parón forzado por el coronavirus.

¿Quiénes han sido los que antes han vuelto al trabajo?

Téngase en cuenta que, de ese 59% de trabajadores por cuenta propia que están ahora mismo en activo, el 22% no se ha llegado a parar en ningún momento. El cuestionario de ATA revela que, de los que sí habían tenido que parar, ya se han incorporado casi la mitad.

Por los datos que ofrecen, el sector que ha notado menos el cierre por cuarentena es el de la agricultura, que en la fecha del cuestionario mantenía en activo al 88,9% de sus autónomos. La alimentación ha tenido que continuar al pie del cañón como uno de los servicios básicos. Algo similar ha sucedido con las actividades administrativas, que mantienen al 87,7% en activo; la Industria, con el 82,3% en activo; el transporte, con un porcentaje de activos del 78,3%; las actividades sanitarias, con el 76,6%; las financieras y de seguros, con el 76,5%; la construcción, con el 72,2%, y las actividades profesionales, con el 70,7% de personas autónomas en activo.

TuEmpleo-autónomos datos empleo tras el covid-19

¿Qué actividades se han quedado más paralizadas?

Durante la cuarentena muchos negocios se han visto obligados a cerrar para cumplir con las medidas preventivas que han tenido que imponerse. El cuestionario de ATA se ha elaborado para hacer un balance de la situación de los autónomos ante el comienzo de la desescalada, momento en el que gran parte de estas empresas puede reanudar en parte su trabajo. El comercio ha sido una de esas actividades y muestra por el momento los datos más prometedores.

Cuando se hizo el cuestionario habían vuelto a sus labores más de la mitad de los trabajadores por cuenta propia, pero se espera que a medida que vayan avanzado los días esta cifra haya aumentado. Los que más han sufrido han sido los negocios relacionados con las actividades inmobiliarias (se mantienen en activo el 39,7%), las artísticas (con un 24,2% de autónomos trabajando ya) o la hostelería (de los que solo trabajan el 22,5%). El sector educativo es uno de los que quizá presenten un mejor pronóstico de recuperación; sin embargo, ahora mismo se encuentra bajo mínimos. Tan solo el 13,5% de personas autónomas han retomado su negocio en educación y la gran mayoría de ellas no podrán reincorporarse durante la desescalada.

Con respecto al sector de la hostelería, el cuestionario muestra cómo hay una correlación entre las comunidades que presentan menos índice de incorporaciones y las que se sustentan en economías basadas en este sector y el del turismo.