Todos los años por estas fechas flota en el ambiente la misma pregunta: ¿me devolverá algo Hacienda o tendré que pagar? En plena campaña de la Renta, te contamos algunos detalles sobre tu nómina y sobre los cambios en la tributación del IRPF, para tratar de adelantarte una respuesta.

Algunas preguntas comunes

La intención de Hacienda es recaudar el IRPF durante el año para que, en el momento de presentar la declaración, ni pague el contribuyente ni se le tenga que devolver. Pero esta ecuación no es sencilla. Hay ciertas variables que desestabilizan los cálculos durante el año y el resultado final es casi un misterio. Estos puntos te ayudarán a resolver dudas muy comunes:

¿Dónde aparece lo que me retienen? En tu nómina hay un apartado de deducciones, ahí debe figurar el porcentaje que te retienen en concepto de impuesto sobre la renta de las personas físicas.

¿Cómo se calcula lo que me tienen que retener? En los departamentos de administración suelen contar con herramientas que hacen el cálculo, pero la Agencia Tributaria ha puesto a disposición del contribuyente una aplicación on-line para que pueda calcularlo por tu cuenta. El porcentaje está sujeto a ciertas variables, como el tipo de contrato, la fecha de inicio, el salario bruto y la situación familiar.

¿Por qué de repente aumenta lo que me retienen? La empresa hace un cálculo en el que a veces influyen factores como que no llegues al mínimo para contribuir. Este supuesto les puede llevar a aplicarte una retención muy baja, normalmente sucede cuando inicias un contrato. Si finalmente ven que sobrepasarás el mínimo, tienen que aplicarte una retención que compense los meses anteriores, por eso hay tanta diferencia entre las dos (lo que notarás rápidamente en el total de la nómina).

¿Qué pasa si tengo dos pagadores? Muchos saben que con dos pagadores la declaración te sale a pagar. Esto se debe a que, al iniciar contrato, la empresa parte de que no cotizarás el mínimo anual y te retendrá un porcentaje bajo (2%). Si cambias de empresa, partirán del mismo supuesto y aplicarán este mismo tipo de retención. Si empiezas a cobrar el paro, ten en cuenta que es otro pagador y que te retendrá un 0%. En ambos casos, si superas el mínimo para tener que declarar, lo que te han retenido seguramente no será suficiente y tendrás que pagar.

¿Cómo te afectan los cambios de la reforma del IRPF?

El año pasado, se introdujo una reforma en la tributación del IRPF. Primero, se redujeron de 7 a 5 los tramos que indican el tipo de gravamen y el propio gravamen que se debe aplicar; después se redujo más el tipo de gravamen de cada tramo. La segunda reforma se produjo a mitad de año y tenía carácter retroactivo desde comienzos de 2015.

Esto significa que en tu nómina te habrán retenido una cantidad hasta junio y, a partir del siguiente mes, otra cantidad inferior. Al finalizar el año, deberías haber cobrado como si desde enero te hubiesen retenido lo que corresponde a la bajada de este impuesto en julio.

Fechas de la Renta 2016

Te recordamos algunas fechas importantes para que puedas organizar cuándo presentar todo el papeleo:

  • Desde el 6 de abril: se puede solicitar el borrador, descargar el programa Padre y utilizar el servicio de atención telefónica.
  • A partir del 4 de mayo: se puede pedir cita previa para la atención en oficinas de la Agencia.
  • A partir del 10 de mayo: se puede presentar la declaración de la renta.
  • 25 de junio: es el último día para presentar el borrador y las declaraciones con domiciliación bancaria del pago a Hacienda.
  • 29 de junio: último día para pedir cita previa.
  • 30 junio: último día para presentar la declaración de la renta (salvo para los casos en los que el último día es el 25 de junio).

Hay un último punto necesario para contestar a la pregunta que te proponíamos al principio de esta entrada. Ten en cuenta que el IRPF es un impuesto dual, y que no solo se consideran las rentas del trabajo. También contarán los rendimientos de ahorro y las ganancias patrimoniales que hayas obtenido durante el 2015.