El Gobierno ha aprobado una nueva prórroga del Programa de Activación para el Empleo, la ayuda de los 426 euros para parados de larga duración con cargas familiares. De esta manera, la ayuda se prorrogará hasta abril del año que viene. Además, también se mantiene el Plan Prepara hasta que la tasa de paro no baje del 18%.

Se prevé que con estas dos medidas se beneficien hasta 225.000 personas. Un total de 118.000 solicitantes podría acogerse la prórroga del PAE y 107.000 al Plan Prepara. Estas acciones entran dentro del nuevo Programa de Acción Conjunta para Desempleados de Larga Duración, una parte del Plan Anual de Política de Empleo 2016, que es una continuación del de 2015.

El nuevo programa para parados recoge los aciertos del anterior

Uno de los objetivos del nuevo programa es hacer un seguimiento y una atención más individualizada sobre cada caso a través del Programa de Orientación de Parados de Larga Duración. El PAE que se puso en marcha en enero de 2015 también contaba con un programa de seguimiento para los parados de larga duración que solicitaban la ayuda. El 16% de las personas que se acogieron al programa se han insertado en el mercado laboral. Esto lo ve el Ministerio de Empleo como un éxito si se compara con la tasa de intermediación del SEPE, que suele estar en torno al 3%.

El actual Programa de Orientación de Parados de Larga Duración estará dirigido a todos los que cumplan los requisitos, independientemente de la edad, pero se centrará especialmente en la franja de los 30 a los 54 años.

Otra de las medidas que el Ministerio de Empleo ha considerado como acertada y que continúa vigente ha sido la posibilidad de compatibilizar la prestación con la remuneración recibida al trabajar por cuenta ajena. De las personas que se han acogido a esta modalidad, el 87% han mantenido su empleo tras finalizar el programa.

Pero también hereda las pegas

A la hora de solicitar la ayuda del PAE, solo uno de los requisitos ha variado con el nuevo programa: el solicitante puede estar inscrito como demandante de empleo desde el 1 de abril de 2016. El resto de requisitos de acceso no ha variado con respecto al PAE anterior, algo que reclaman los sindicatos para poder acceder a más beneficiarios.

Desde que se pusiera en marcha en enero de 2015 hasta el pasado mes de marzo, el Programa de Activación para el Empleo atendió a 161.583 desempleados de larga duración, a los que se les ha realizado un Itinerario Personalizado de Inserción, y se beneficiaron de la ayuda de los 426 euros casi 100.000 personas; sin embargo, inicialmente estaba previsto llegar a 400.000 beneficiarios. Lo que los sindicatos denuncian es que solo se ha consumido una parte del fondo previsto inicialmente.

A modo de recordatorio, estas son las ayudas vigentes para parados de larga duración:

Renta Activa de Inserción (RAI).

Programa de Activación para el Empleo (PAE).

Programa Prepara.