Octubre suele ser el mes en el que dan comienzo los cursos de postgrado de universidades y escuelas de negocios. En los últimos años, la demanda de este tipo de estudios se ha incrementado en un 208% y son muchos los estudiantes que se plantean su utilidad como vía para acceder a un nuevo puesto de trabajo. Concretamente, la matriculación en programas oficiales de postgrado ha pasado de contar en el curso 2006/2007 con 16.694 alumnos a los 51.441 en el curso 2008/2009. Además, el número de programas de postgrado impartidos tanto por las universidades públicas como por las privadas ha experimentado un incremento en el mismo periodo del 146,6%, pasando de los 676 que se impartían en el curso 2006-2007 a los 1.667 del curso 2008/2009.

Por comunidades, Canarias sobresale por encima del resto en lo que a incremento de alumnos matriculados se refiere, experimentando un crecimiento del 1.645,45%, tras ella, Baleares y Murcia serían las otras dos comunidades con mayor incremento de matriculaciones en programas de postgrado, concretamente del 443,36% y 427,64% respectivamente.

Sin embargo, son Cataluña, la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, las que cuentan con más alumnos matriculados en cursos de postgrado, con 13.058 alumnos en el caso de la primera, 10.677 en el caso de la capital y 7.724 alumnos en la Comunidad Valenciana.

Estos estudios de postgrado pueden cumplir un papel u otro en función del tipo de titulación universitaria y grado de experiencia profesional del candidato. En ocasiones, puede ser la única vía de acceso y desarrollo de determinadas profesiones que, por su propia naturaleza, requieren una formación específica de postgrado. En otras, constituye un elemento impulsor e incluso acelerador de la trayectoria profesional que debe seguir para acceder a una determinada posición o incluso mejorarla.

En cualquier caso, la oferta formativa de postgrado es cada vez más variada en nuestro país, tanto en la modalidad y canales utilizados como en cuanto a sus contenidos. Y año tras año, aumenta la valoración positiva que el mercado laboral hace de este tipo de estudios. Vía segura hacia el empleo o no, lo cierto es que cada vez más son los candidatos y las empresas que apuestan por el postgrado.

Por todo ello, Adecco e Infoempleo, han querido conocer la importancia de los estudios de postgrado en las ofertas de empleo de nuestro país mediante el análisis de 205.540 ofertas de en toda España. Por tercer año consecutivo se ha apreciado un aumento en la importancia de dichos estudios que ha sido más relevante en el caso de Cataluña, Andalucía, Madrid y Castilla y León, donde tiene presencia en un 8,4%, 7,9%, 7,8% y 6,6% de su oferta de empleo, respectivamente.

En el otro extremo se sitúan Extremadura (1,81%), Baleares (1,81%) y Asturias (1,57%), las comunidades donde los estudios de postgrado han sido menos valorados.

Postgrado por comunidades autónomas

Las comunidades autónomas que más valoran contar con un estudio de postgrado en el currículum son Cataluña (8,42%), Andalucía (7,90%), Madrid (7,80%) y Castilla y León (6,64%).

En el extremo contrario, aquéllas con menor exigencia en titulaciones de postgrado son Extremadura y Baleares (1,81% cada una) y Asturias (1,57%). Precisamente son Cataluña y Castilla y León las comunidades donde más ha aumentado la valoración de esta formación superior, concretamente en 0,36 puntos porcentuales (p.p.).

Sectores y postgrado

La valoración del postgrado en la oferta de empleo puede variar en función de un conjunto de factores que afectan directamente al candidato, como su titulación universitaria, su categoría profesional o el puesto de trabajo al que pretende acceder. También dependerá en gran medida del sector al que pertenezca la compañía que realiza la selección.

En el último año, las empresas del sector de servicios jurídicos son las que más han valorado que los candidatos cuenten con formación de postgrado y lo incluyen como requisito en un 12% de sus ofertas de empleo. Le sigue consultoría, que lo tiene presente en un 8,7%. Tras ella se sitúan los sectores de maquinaria y banca, con porcentajes en torno a un 7%, y química y sanidad con más de un 6,5%.

Entre las valoraciones más bajas se encuentran la de los sectores de hostelería, informática y material de construcción, en los que menos de un 2% de su oferta de empleo destaca contar con formación de postgrado. Cierran la tabla los sectores editorial y artes gráficas y comercio, cuya valoración no alcanza al 1% de sus ofertas.

Áreas funcionales y postgrado

El área funcional que puntúa mejor a la formación de postgrado es Asesoría Jurídica. Un 21,7% de las ofertas de empleo destinadas a esta área requiere que los candidatos cuenten con esta formación. En segundo y tercer lugar, a bastante distancia del primero, se sitúan Marketing y Recursos Humanos, ambas áreas con un índice de valoración superior al 15%.

El análisis de la demanda de postgrado por áreas funcionales permite identificar tres niveles. En el primero se sitúan las de elevado requerimiento, donde se encuentran, además de las tres primeras ya mencionadas, Organización, Administración y Finanzas y Dirección General, que valoran la formación de postgrado en más del 13% de su oferta.

En segundo lugar estarían las funciones de requerimiento medio, con valoraciones entre el 4% y 9%. En esta franja se sitúan Exportación, Calidad, Compras, Comunicación y Comercial.

Finalmente, se encuentra el grupo de áreas que presentan una baja necesidad de esta formación, como Informática, Producción, Servicios Generales y Atención al Cliente, donde menos del 4% de los puestos requieren un programa de postgrado.

Experiencia y postgrado

La valoración de los estudios de postgrado está directamente relacionada con la categoría profesional y el grado de experiencia acumulada. Así, la categoría de directivos, asociada a puestos con un mayor nivel de experiencia, es la que presenta una mayor demanda de formación, un 11,08%.

En el análisis de la valoración de los estudios de postgrado en relación con la experiencia se aprecia también que las ofertas dirigidas a candidatos con una experiencia de entre 4 y 10 años son las que más valoran la formación de postgrado, un 24,44%.

Titulaciones y postgrado

Aunque la titulación de Ingeniero Industrial es la que ocupa la primera posición en cuanto a valoración del postgrado con un 19,69%, son las carreras de carácter jurídico social, en conjunto, las que más destacan en este análisis. Gracias a la valoración que se hace de los programas especializados en los requisitos de las ofertas dirigidas a estos titulados, Administración y Dirección de Empresas (18,73%), Economía (18,71%) y Derecho (16,99%) se sitúan en la segunda, tercera y cuarta posición, respectivamente, y Ciencias Empresariales (11,64%) se encuentra en la séptima.

Las titulaciones más orientadas a los programas de carácter más funcional o sectorial de la oferta que especifica postgrado son Filosofía, con una valoración del 98,80%; Medicina, con un 98,10%; Ciencias Empresariales, con un 97,76%; e Ingeniero en Informática, con un 97,05%. En cuanto a las carreras que más valoran haber cursado un MBA destacan especialmente las ingenierías, sobre todo las titulaciones de Ingeniero Naval y Oceánico, Ingeniero en Electrónica e Ingeniero en Automática y Electrónica.

Entre las carreras más demandadas en nuestro país durante el último año, las titulaciones de carácter técnico que mejor valoran tener formación complementaria de postgrado son Ingeniero Industrial (19,69%), Ingeniero de Telecomunicaciones (15,76%) e Ingeniero Informático (10,58%) en su grado técnico y superior.