Hay cosas que parecen increíbles, imposibles de hacer, pero a veces la realidad supera de la largo a la ficción. Este vídeo es un claro ejemplo de esas cosas que parecen increíbles pero no no lo son.