Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, anunciaron este jueves que sus organizaciones siguen adelante con las movilizaciones anunciadas en el sector público, que van a culminar en un paro general en el sector público a principios de junio, pese a las explicaciones dadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre las medidas de recorte adicional.

En rueda de prensa tras la reunión de alrededor de dos horas mantenida con el presidente del Gobierno en el Palacio de La Moncloa, ambos líderes aseguraron que, a la espera de nuevas precisiones por parte del Ejecutivo, Zapatero no les ha convencido al no rectificar ninguna de estas medidas, que previsiblemente aprobará el Consejo de Ministros la semana próxima.

CC.OO. se ha sumado a la convocatoria de huelga general en el sector público para el próximo 2 de junio anunciada por UGT, que reunirá este viernes con carácter extraordinario a su Comisión Ejecutiva Confederal. Con esta huelga, los sindicatos pretenden mostrar su rechazo al recorte de los salarios de los funcionarios anunciado por el presidente del Gobierno. El calendario de movilizaciones arrancará el próximo día 20 de mayo, víspera de la aprobación del decreto ley que regula los recortes, con manifestaciones en todas las capitales de provincia. A continuación, se celebrará una concentración «a nivel estatal» el mismo día que el decreto se someta a votación en el Congreso de los Diputados, y los actos de protesta culminarán el día 2 de junio con la huelga general de todo el sector público, a la que CC.OO. no descarta sumar otros sectores.

Duras palabras de Toxo

El más duro en sus palabras fue Toxo, quien valoró «la gravedad de la situación» y añadió que «lejos de precipitaciones» su sindicato reflexionará sobre las medidas a adoptar más allá de un posible «paro general» en el sector público, que UGT ya ha convocado, y no descartó «absolutamente nigún escenario». Si bien, aseguró que el escenario resultante «debe ser consensuado».

Así, aunque Toxo indicó que «hubiera sido muy irresponsable haber tirado por la vía de enmedio y haber convocado una huelga general para cubrir el expediente» colaborando así al deterioro de la economía, lo cierto es que, en este momento, «las organizaciones de CC.OO. están poniendo en marcha procesos de movilización que pueden derivar en una convocatoria de paro general en fechas próximas que concretarán las organizaciones sectoriales».

«Lo mismo estamos haciendo en relación con los pensionistas y jubilados», afirmó Toxo para añadir: «Estudiaremos en las próximas horas la conveniencia y la necesidad de otras accciones que en su caso procedan».

Las palabras de Toxo fueron más allá y aseguró que no puede anticipar el resultado en este terreno «ni las repercursiones que esto pueda adoptar», al tiempo que consideró conveniente acelerar los procesos de negociación colectiva para evitar que se incremente en ese ámbito la conflictividad laboral.

Por su parte, Méndez reiteró que «se ha producido un cambio en el escenario de relaciones con el Gobierno» y apuntó que UGT decidirá a partir de la reunión de mañana de la Comisión Ejecutiva Confederal, y de manera conjunta con CC.OO., el «nivel de respuesta sindical» que plantearán para su presentación pública.

En este sentido, el líder de UGT indicó que la posición del sindicato será «firme y responsable» en la defensa de los intereses sociales, de modo que su organización «irá respondiendo de manera proporcionada» a los acontecimientos.

Defensa de los funcionarios

Por otro lado, los sindicatos indicaron que durante la reunión expusieron al presidente del Gobierno su oposición a la rebaja de los salarios de los funcionarios. Según afirmó Toxo, «es fácil en un clima en el que se ha generado una especie de linchamiento moral de los funcoinarios practicar un ajuste de esa naturaleza». En este sentido, advirtió al Gobierno: «Cuidado con las cosas que se hacen y qué mensajes se transmiten».

Dicho esto, al igual que Méndez, el líder de CC.OO recordó que los funcionarios a los que se recortará el salario son los médicos, los celadores las fuerzas de seguridad del Estado que velan por el bienestar social. «Se pueden establecer elementos de ahorro, pero no sobre los salarios de los funcionarios, cuando muchos de ellos tienen contrato temporal y retribuciones por debajo de los 1.000 euros», añadió.

Méndez indicó al respecto que «es una simpleza pretender pensar que medidas de esta naturaleza sobre el llamado peyorativamente funcionario van a ser entendidas por la ciudadanía». «Van a dejar en el desánimo, en el cabreo y el abatimiento a personas que forman parte de los pilares fundamentales de los servicios», añadió.

Por otro lado, tanto Toxo como Méndez indicaron que han trasladado a Zapatero que las medidas planteadas perjudicarán el crecimiento de la economía y harán repuntar el paro y además no serán suficientes para reducir el déficit.

El diálogo social queda tocado

Por otro lado, después de que el líder CC.OO apuntara que no le consta que haya «más medidas en cartera, ambos representantes abogaron por recuperar impuestos como el de Patrimonio o Sucesiones, así como luchar contra el fraude y la economía sumergida, y, sobre todo, por incrementar la carga tributaria a las rentas más altas.

En materia laboral, los sindicatos se mostraron convencidos de la necesidad de alcanzar un acuerdo de reforma laboral en el diálogo social, pero escondieron que en las actuales circunstancias las negociaciones han quedado tocadas.

«El proceso de negociación sale tocado y se verá afectado por ello», afirmó Toxo, quien precisó que las medidas de ajuste rompen la «confianza» que debe reinar en el diálogo tripartito. «Necesitamos saber si el campo de discursión sigue siendo el mismo, si sigue siendo el mimos perímetro , tenemos serias dudas de que estos sea así», añadió.

«Vamos a seguir negociando a pesar de las circunstancias», indicó por su parte Méndez, quien, con todo, enfatizó que «estas medidas no ayudan y vienen a incoporar mayores obstáculos y dificultades al diálogo social».

Fuente: Europa Press