Desde el primer cuatrimestre del año pasado, el Instituto de Estudios Laborales de ESADE también publica periódicamente el Índice de Perspectivas de Jubilación (IPJ), con la intención de pronosticar cuáles serán los niveles de retiros en las empresas durante los próximos seis meses, así como la naturaleza y condiciones de los mismos.

De acuerdo con los datos que arroja la última edición del IPJ, durante los próximos seis meses se mantendrán, en términos generales, el número de jubilaciones. En concreto, el 42% de las compañías encuestadas espera que a lo largo del segundo semestre del año se jubilen entre una y diez personas de su plantilla. Por el contrario, la mitad de las sondeadas no tiene previsto ningún retiro entre sus filas. Sin embargo, a pesar de que las empresas tienen ya contempladas estas bajas, sólo cuatro de cada diez afirman que tienen pensado reemplazar a los empleados jubilados. Frente a un 60% que, por el momento, no tiene intención de incorporar sustituto alguno. Cabe destacar que, en 2008 por estas mismas fechas, los porcentajes eran inversos: un 63% confiaba en suplir a los trabajadores jubilados.

Solicitada voluntariamente por muchos y aceptada con resignación por otros tantos, la prejubilación se ha convertido en una herramienta común durante la crisis. Según el IPJ, el 47% de los jubilados de las empresas encuestadas se acogerá a un retiro anticipado. La otra gran parte -un 44%- pertenece a las jubilaciones normales, es decir, las que se producen, excepciones a un lado, a los 65 años. Tan sólo un 9% de las 200 compañías encuestadas por ESADE-IEL apuesta por las jubilaciones tardías.

Para completar el perfil típico del retirado de los próximos meses, el IPJ también analiza en qué áreas están ocupados actualmente estos empleados. Producción será la que pierda un mayor número de empleados por este motivo, un 35% del total. Por su parte, las áreas de compras, marketing e informática son las que menos jubilaciones presentarán el próximo semestre, todas por debajo del 6%.

Por último, cabe reseñar que son las entidades de carácter público las que tienen previsto un mayor número de retiros. Un 30% de ellas cuenta con que entre tres y 10 personas dejen su puesto de trabajo de aquí al próximo mes de diciembre. En la empresa privada este porcentaje se reduce al 22%, y en este caso son mayoría, más de la mitad, las que no cuentan con aceptar retiros.