Los estudiantes de Formación Profesional que quieran acceder a la universidad tendrán que pasar una prueba de nivel similar a la selectividad, según anunció la directora general de Formación y Orientación Universitaria del Ministerio de Educación, Mercedes Chacón.

Chacón explicó, en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, que la medida se aplicará el año que viene, y agregó: «Habrá una prueba para estudiantes procedentes de ciclos formativos de grado superior, una prueba específica que de alguna manera equiparará los dos flujos de entrada».

Desde la Plataforma en defensa de los estudiantes de Bachillerato, Carme Condom señaló que este año se han quedado sin plaza universitaria unos 6.000 estudiantes y pidió que las universidades catalanas amplíen plazas como medida extraordinaria.

«Ya que universidades y Ministerio de Educación admiten este desequilibrio, nosotros sí que pedimos que se haga un esfuerzo para paliar este desajuste», argumentó Condom.

El vicepresidente de la Asociación Catalana de Universidades Públicas y rector de la Universitat de Barcelona (UB), Dídac Ramírez, consideró esta solución, pero pidió que la Administración colabore en resolver el conflicto que se ha generado este curso.

Por su parte, el secretario general de la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Catalunya, Andreu Espínola, dijo que los estudiantes de Formación Profesional acumulan un expediente académico más amplio y, por tanto, hay que garantizar que su acceso a la universidad no perjudique a otros estudiantes.

Fuente: Europa Press