Un total de 3,4 millones de trabajadores estaban afectados por un ERTE en el mes de abril. En publicaciones recientes en sus redes sociales el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Jose Luis Escrivá, anunció que los ERTE descendieron por debajo del millón de personas afectadas (959.000) en la primera semana de agosto.

Del total de trabajadores que continúa en ERTE, la gran mayoría son por fuerza mayor (794.000), esto es, los derivados de las restricciones de la actividad por razonas sanitarias. Las compañías que se han acogido a esta medida se concentran principalmente en tres sectores: comidas y bebidas (22%), comercio (16%) y servicios de alojamiento (15%).

Las buenas noticias sobre el empleo que trajo Julio

A la vista de los datos oficiales, en el mes de julio ya se vislumbraba el comienzo de la recuperación del empleo. Previsiblemente, la recuperación será muy lenta, y su progresión estará en función de las medidas se tomen para frenar la pandemia.

El número de afiliados se incrementó, así como el número de personas que se incorporan a sus puestos tras salir del ERTE (en Julio fueron 1,8 los afectados), según se refleja en el análisis mensual que hace Randstad del mercado laboral tomando los datos de organismos como el Ministerio de Empleo, el SEPE y la EPA. Todas las magnitudes relacionadas con el empleo de aquel mes fueron positivas porque se venía de una situación de caída libre.

Para Randstad, e incluso para el propio INE, la tasa de paro en el segundo cuatrimestre del año que publica la EPA no refleja adecuadamente la dimensión de la destrucción del empleo que se ha producido en los meses anteriores. El dato sobre desempleo del segundo trimestre ha sido del 15,33%, pero aclaran en su webinar, esta cifra podría alcanzar el 19,5% haciendo una estimación  más ajustada. La metodología que utiliza la EPA se ha visto trastocada por las circunstancias especiales que vivimos, tal y como explican en la comunicación que acompañan los datos.

La OCDE sitúa a España como el país más afectado por el desempleo derivado de la pandemia

Desde los organismos internacionales tanto la situación actual como las previsiones de la situación española no son demasiado optimistas.

Para la OCDE, la tasa de paro en el segundo trimestre también queda infravalorada por las circunstancias y apunta una tasa de desempleo de un 19%. Respecto al comportamiento a medio plazo de esta variable sus predicciones plantean dos posibles escenarios: uno en ausencia de segunda ola y otra asumiendo el impacto de una segunda ola que obligara a adoptar medidas muy restrictivas de nuevo sobre la economía y, por lo tanto, el empleo. La tasa de paro a final de año se colocaría en un 22% si los rebrotes no afectaran gravemente el mercado de trabajo y de un 25,5% en las peores circunstancias. La recuperación empezaría tímidamente en el segundo trimestre de 2021.

Tuempleo_afectados-por-un-erte

El pacto europeo enfocado hacia la economía verde y digital

Con el fin de hacer frente a esta crisis mundial y en el marco de la UE, el pasado 21 de Julio los veintisiete llegaron a un acuerdo histórico para financiar los próximos siete años (2021-27) activando un paquete de 1.824.300 millones de euros. Esta dotación iría dedicada en parte a la financiación de préstamos con bajo interés y parte, para medidas extraordinarias de recuperación. A este plan se le ha denominado Next generation UE.

España recibirá 140.000 millones destinados, parte para impulsar la economía y parte para la transformación del modelo productivo. Se quiere avanzar, principalmente en la transición ecológica y la digitalización.