Si estas pensando en emprender un negocio o establecerte como autónomo quizá una de tus principales preocupaciones sea dónde ubicar tu negocio. Dependiendo de la actividad que desarrolles es posible que necesites una oficina donde poder realizar el trabajo y atender a tus clientes. Aunque en los momentos complicados por los que atravesamos los alquileres han bajado considerablemente, enfrentarse a este gasto inicial puede ser misión imposible. 

Con el objetivo de ayudar a los emprendedores en estos primeros momentos nacen los centros de negocios. Se trata de espacios empresariales privados y compartidos por profesionales independientes, PYMES, emprendedores o autónomos, cuyo objetivo principal es aprovechar el espacio y la puesta en común de algunos servicios. Están equipados con todos los componentes físicos, tecnológicos y humanos que requiere el ejercicio profesional. Además suelen estar situados estratégicamente en zonas bien comunicadas de las ciudades. 

Estos centros cuentan con toda la infraestructura y servicios que se pueden necesitar: mobiliario, servicio de recepción, domicilio de sociedades, gestión de correspondencia, servicios de secretariado, gestión telefónica, catering, equipos de videoproyección, traducción simultánea, conexiones a Internet, salas de reuniones… 

Según datos de la Asociación de Centros de Negocios (ACN) el optar por esta alternativa supone un importantísimo ahorro para los emprendedores o autónomos, “frente a la inversión inicial aproximada de 12.600 euros que supone el alquiler de una oficina tradicional, los centros de negocio representan un desembolso medio de 2.400 euros. Es decir, un ahorro del 80,95%. Además el gasto mensual se reduce en un 60,39% ya que, frente a los 2.020 euros aproximados que supone el alquiler de una oficina, un centro de negocios representa un coste al mes de 800 euros”. 

Oficina virtual

Para adaptarse a las necesidades de todos los autónomos, los centros de negocio ofrecen también otra modalidad de servicio: la oficina virtual. Esta opción permite trabajar desde casa pero contando con algunos servicios de los que ofrecen los centros. 

Los precios de esta modalidad oscilan entre los 30 y los 120 euros al mes según los servicios contratados. Los más económicos suelen incluir el uso de la dirección social del centro de negocios y el servicio de control de correspondencia. Los más completos incluyen además un número propio para la empresa, atención telefónica, transferencia de llamadas, servicio de fax, acceso a Internet, reserva de salas de reuniones o despachos… 

En la web de la Asociación de Centros de Negocios (ACN) podrás encontrar un listado de oficinas en alquiler en todas las Comunidades Autónomas.