El paro en España bajó otra vez en mayo como ya sabemos y encadena así tres meses seguidos de caídas. Y es que casi 100.000 personas salieron de las listas del paro el pasado mes. Se trata sin duda de un buen dato. No en vano, ningún otro mes de mayo en la historia fue tan fructífero en ese sentido. La letra pequeña en cambio sugiere ser cautos puesto que habitualmente en esta época crecen los contratos eventuales vinculados sobre todo al sector servicios.

Por esta razón nos hemos querido fijar en qué sectores están generando empleo actualmente en España.

Según las estadísticas oficiales, en abril, último mes para el que hay datos disponibles, uno de cada cuatros contratos que se firmaron en España se le hicieron a camareros, peones agrícolas o albañiles. Se trata por tanto, efectivamente, de puestos de trabajo con alta estacionalidad y cierta precariedad. Las profesiones que siguen a estas en cuanto a volumen de contratos suscritos siguen patrones similares puesto que están muy vinculadas al sector servicios y en concreto al turismo: cocinero, pinche de cocina y monitor de tiempo libre. Aparecen también en las cifras oficiales los conductores de camiones.

Si en lugar de fijarnos en los sectores que contratan más gente en bruto nos fijamos en los que más crecen en proporción seguramente podramos descubrir nichos de mercado en auge. En ese sentido destacan las profesiones vinculadas al sector cultural. El de los músicos, por ejemplo, es uno de los que presenta mejores perspectivas laborales según el Observatorio de las Ocupaciones del Ministerio de Empleo. Los contratos a compositores, músicos y cantantes crecieron un 35% en abril. Se han incrementado sensiblemente además los contratos a actores y directores de cine o teatro. Y, evidentemente se partía de cifras muy bajas, pero los contratos a artistas de artes plásticas y visuales prácticamente se han duplicado.

Fuera del sector cultural se han incrementado de manera importante en proporción sobre el volumen inicial los contratos con logopedas, profesores particulares de idiomas ó educadores ambientales. Y por ejemplo, se buscan encuadernadores o recaudadores de máquinas recreativas.

A falta de iniciativas legislativas que puedan modificar este panorama como la introducción del contrato único, los minijobs ó la futura Ley de Emprendedores este es el panorama actual. La contratación de profesionales cualificados brilla por su ausencia. Los tiros van por otros lados. Y posiblemente por esta razón muchos de ellos se ven obligados a emigrar.

Quedémonos con lo positivo, salir del paro hoy en día ya es un tremendo éxito. El siguiente paso que no debemos olvidar es crear empleo estable y de calidad.

Gente ocupada. Imagen con licencia Creative Commons del álbum en Flickr de Lars Plougmann