Conseguir un mejor sueldo, obtener buenas condiciones para conciliar o poder aumentar ingresos compatilizando dos empleos, son algunos de los motivos que están impulsando a los trabajadores a cambiar de trabajo. Según han informado recientemente desde Asempleo, la organización que aglutina a las agencias de colocación privada, la mejora de los datos sobre el empleo está animando a los trabajadores contratados a través de estas agencias a valorar esta posibilidad.

Las profesiones más proclives al cambio

Desde esta organización han detectado que el mercado laboral está demandando profesionales cualificados en las áreas que mejor han respondido a la crisis como finanzas, ventas, ingenierías y TIC, y que este tipo de profesionales están dispuestos a cambiar su actual puesto para mejorar. Así lo afirma Andreu Cruañas, presidente de la patronal de este sector. Pero el resto también están dispuestos a salir de su zona de confort en mayor porcentaje que hace unos meses y se inclinan a buscar incluso en provincias limítrofes mejores remuneraciones o un horario más flexible.

La crisis había recortado las esperanzas de mejorar laboralmente. Lo que Luis Pérez de Randstad ha definido como “secuestro laboral”. Pero parece que la cosa está cambiando y señala que un 13,5% de los trabajadores contratados a través de estas agencias está buscando empleo de forma activa.

Rodrigo Marín, presidente de Randstad, afirma que hoy en día una de cada dos personas que actualmente ya trabajan espera encontrar un nuevo empleo a lo largo de 2015.

Desde Adecco, Nuria Esparza ofrece el dato sobre vacantes que han sido ocupadas por personas que venían desde otro puesto. Actualmente no llegan al 15%, por lo que entiende que solo ha aumentado “ligeramente” por las expectativas de mejora económica.

En cuanto a los sectores que mayor movilidad están mostrando, también desde Adecco aseguran que se trata de informática, márketing y ventas.

Respecto a los perfiles de los profesionales que se encuentran a la búsqueda de un segundo empleo, estos expertos en el mercado laboral aseguran que tienen una experiencia de entre 2 y 3 años y una formación especializada.

¿Cómo buscar empleo si ya estás empleado?

Todos tenemos derecho a querer mejorar nuestra situación laboral y con más motivo si hemos visto reducido nuestro salario respecto a lo que cobrábamos antes de la crisis y creemos que hay posibilidades de conseguir un buen sueldo. Pero ¿cómo hacerlo de una forma discreta?

  • Mantente informado sobre las ofertas de tu sector. Pero procura no hacerlo desde el ordenador de tu actual trabajo.
  • Trata de que tu actitud y motivación no cambie, puede dar pistas de que quieres abandonarlos por otro.
  • En tu CV no menciones tu empresa actual. Puedes hacerlo de una forma genérica diciendo “empresa en el sector X”. Se entenderá que por privacidad prefieres mantenerla en el anonimato. Mejor evitar un comentario del tipo “yo conozco a tu jefe” ante el que solo quieras que te trague la moqueta.
  • Si tienes perfil en Linkedin, procura ocultar los grupos de empleo a los que te hayas inscrito y todo lo relacionado con tu interacción en ellos.
  • Concierta las entrevistas fuera de tu horario laboral. Puedes contar con los días de libre disposición.
  • Cuida la vestimenta que llevarás al volver de la entrevista. Si nunca te maquillas, prepara una buena excusa porque seguro que alguien te preguntará de dónde vienes.
  • Si finalmente consigues el trabajo, trata de quedar bien con tu actual empresa y respeta las condiciones de finalización de contrato que te competen. Además de por ética laboral, porque nunca se sabe qué vueltas dará la vida.