El 31 de marzo de este año se produjo un hecho inédito en nuestro país. Por primera vez se reconocía el derecho a recibir un subsidio por desempleo a las empleadas del servicio de hogar. Se trata de una ayuda derivada de la crisis del covid, por lo tanto, una ayuda temporal. El 21 de julio se terminó el plazo para solicitarla. A finales de agosto solo habían percibido esta ayuda menos de un tercio de las personas que lo solicitaron.

El Sistema Especial para Empleadas del Hogar no contempla el derecho a paro

Estas trabajadoras (se trata de mujeres en un 97,8%, según datos del INE) cotizan en el Régimen general dentro de un Sistema Especial específico para Empleados de Hogar.

Este régimen no contempla la prestación por desempleo cuando se pierde el trabajo, por lo que, ante la situación sobrevenida del covid, muchas de estas trabajadoras perdieron de forma involuntaria su empleo, sin derecho a cobrar el paro y sin posibilidad de encontrar uno nuevo debido a las circunstancias.

Tuempleo_subsidio-empleadas-hogar

A pesar de las medidas que adoptó el gobierno al comienzo de la pandemia, los ERTE y el derecho al cobro de prestación, aunque no se hubiera cotizado lo suficiente, se dejó al descubierto la protección de las empleadas del hogar que vieron cómo se quedaban sin posibilidad de ingresos.

La rápida intervención de los colectivos de empleadas del hogar exigiendo una prestación provocó la presión suficiente para que el gobierno anunciara medidas especiales para estas trabajadoras, cuyas labores se consideraron esenciales.

El Gobierno aprueba un subsidio especial para el empleo en el hogar

Gracias a las normas adicionales adoptadas a partir del 31 de marzo, aquellas empleadas domésticas que perdieron sus empleos después del 14 de marzo, fecha de inicio del estado de alarma, y que vieron finalizado su contrato por causas relacionadas con el covid tienen derecho a percibir el subsidio especial. Se trata del cobro del 70% de la base de cotización.

Hasta el 5 de mayo, un mes y medio después del inicio del Estado de Alarma, no se pudo realizar la solicitud de la ayuda y los primeros pagos de la prestación se empezaron a cobrar el 2 de julio. Hasta esa fecha se recibieron 32.020 solicitudes, y según datos de las organizaciones que aglutinan a las trabajadoras del hogar, menos de un tercio han cobrado ya esta ayuda.

El 40% de las trabajadoras del hogar no está dada de alta en la seguridad social

La administración alega en su defensa que ha tenido que desarrollar una aplicación informática muy compleja por las características de este tipo de trabajo, para poder gestionar la prestación, lo que está provocando retrasos.

Por otro lado, el colectivo de empleadas del hogar que se encuentran en situación regular es solamente el 60%, según calculan diversas organizaciones. Se calcula que un 40% aproximadamente está trabajando de forma irregular, por lo que no tendría acceso a esta ayuda.

La ratificación del convenio 189 de la OIT

Otra de las reivindicaciones históricas de las empleadas del hogar es que España ratifique el Convenio 189 de la OIT. La Organización Internacional del Trabajo adoptó este convenio en el año 2011. Tiene como propósito garantizar un trabajo decente para estas trabajadoras y que sus derechos sean iguales a los del resto de trabajadores.

La Ministra de Igualdad, Irene Montero, anunció a finales de febrero que España ratificaría este convenio. Pero a día de hoy las empleadas del hogar siguen exigiendo el cumplimiento del compromiso.