Como muchas de las interacciones sociales de este año las cenas de empresa en Navidades también han tenido que reinventarse. Para evitar el contacto presencial sin renunciar a un momento de encuentro con los compañeros antes de que acabe el año aparecen alternativas propiciadas por servicios para empresas o gracias a la iniciativa de las personas más animadas de la empresa. Catering online, brindis telemático y hasta karaoke de oficina para que no falte la oportunidad de ponerle un toque de diversión al fin de año laboral.

Seguramente no hay mucho que celebrar en la inmensa mayoría de las empresas este año, pero estos momentos de cierre del ejercicio también sirven para propiciar situaciones distendidas en las que descubrir los aspectos más personales de los compañeros, más allá de las tareas y funciones de las que se ocupan y que obligan a mantener un tono muy profesional.

Por su parte, en este año tan difícil, las empresas no quieren tampoco perder la oportunidad de agradecer a sus empleados los esfuerzos realizados para adaptarse a la situación. Muchas están barajando alternativas que hagan posible disfrutar de un momento para reforzar vínculos, por ejemplo, haciendo llegar un detalle mediante la que ha sido la vía estrella del covid, la logística.

Brindar por zoom con los de la oficina

Los servicios de catering y algunos restaurantes han reaccionado rápido y muchos ofrecen cátering navideño a domicilio para la celebración de la cena de empresa. Alimentos gourmet en lunchbox que, con ayuda de iniciativas de las compañías de delivery, llegan a la vez al domicilio de cada empleado para que puedan compartir ese momento a través de una aplicación de videollamada.

Algunas compañías han querido doblar la apuesta para hacer el evento más divertido y proponen la organización de un concurso de karaoke desde casa para celebrar la cena de empresa. O disfrutar de un monólogo o espectáculo en streaming compartiéndolo cada cual desde su lugar de teletrabajo.

Qué hacer en las cenas de Navidad del trabajo

Avatares en las cenas de empresa

Otra iniciativa curiosa es la que propone una empresa de animación en la que se invita a participar de la cena de empresa con tu avatar, acompañado por los correspondientes de tus compañeros y jefes en un escenario virtual. Desde ese espacio se podrán desarrollar las clásicas actividades de una cena de empresa: escuchar el discurso de dirección, brindar o, incluso, bailar en una discoteca de ceros y unos rodeado de tus compañeros de fatigas. ¿Las ventajas? Al día siguiente te despertarás no arrepintiéndote de nada.

También tienen su alternativa quienes no quieren renunciar a tradiciones como la del “amigo invisible” y han organizado a través de aplicaciones específicas la forma de que todo el mundo reciba un detalle divertido de un compañero del trabajo.

Empresas con espíritu navideño responsable

Pero las navidades también son fechas donde se apela a la solidaridad. Hay negocios que se están planteando dedicar estos días a apoyar a iniciativas sociales. Es una buena ocasión para transformar este evento en un acto de solidaridad. Desde diferentes ONG se propone a las empresas ofrecer el presupuesto de la cena o cesta de navidad para la ayuda de personas que se han quedado en situación de máxima vulnerabilidad debido a la pandemia.

Sea de la forma que sea, encontrar la forma de agradecer los grandes esfuerzos que han hecho tantas personas desde sus puestos de trabajo será una buena manera de darle un buen cierre a este año tan excepcional.