El sistema de franquicias se consolida como una de las actividades empresariales que mejor comportamiento está registrando en nuestro país en esta época de crisis económica y laboral. Buena muestra de ello son los datos con los que se cerró 2014: según el Informe de la Franquicia 2015 elaborado por Tormo Franchise Consulting, el conjunto de franquicias en España incorporó 204 nuevas redes y 4.200 nuevos franquiciados, un incremento del 60,6% y 4,7%, respectivamente. En términos de empleo, se crearon 25.700 nuevos puestos de trabajo, un 3,2% más que en 2013.

En un momento como el actual, en el que la tasa de paro se sitúa en el 22,5%, la incorporación al sistema de franquicias tanto de empresarios como de emprendedores continúa su escalada, sirviendo de vía de expansión para los primeros y de autoempleo y/o inversión para los segundos. Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), asegura que esta opción profesional no ha dejado de crecer desde el año 2005, ni siquiera en época de crisis, porque existe confianza empresarial en este modelo de comercialización«. En consonancia con la tendencia al alza de los últimos años, para 2015 también se prevé un relanzamiento y aceleración del sistema de franquicias, uno de los principales motores para el crecimiento de nuestra economía.

icono Pros y contras de las franquicias

A pesar del momento de auge que vive este modelo de negocio, los empresarios necesitan tener muy claras las ventajas e inconvenientes que puede suponer franquiciar su marca. Los emprendedores, por su lado, también deben estudiar pormenorizadamente aspectos como el sector en el que les gustaría intervenir y las posibilidades de financiación con las que cuentan. «Con la situación de crisis, el interés por las franquicias ha crecido mucho. Por eso, el proceso de selección de franquiciados ha de ser mucho más riguroso, completo y detallado», explica Mariano Alonso, director general y fundador de mundoFranquicia consulting, que recuerda que la franquicia no se vende, «sino que se concede bajo una serie de estudios y análisis muy concretos».

Un claro ejemplo de éxito lo personifica Mail Boxes Etc. (MBE), una red de franquicias que cuenta con más de 30 años de experiencia en el ámbito de los servicios de envíos, comunicación y apoyo a la actividad de empresas y particulares. La razón de este éxito reside en un plan de expansión muy selectivo en el que se tienen en cuenta tanto el potencial de cada zona como la tipología de comercio y su implantación.

Esta estrategia les ha permitido contar en la actualidad con más de 1.500 centros operativos repartidos por todo el mundo y obtener una facturación consolidada de 390 millones de euros. Los buenos resultados también les acompañan en nuestro país. Lluís Carbó, Retail Network Development Manager de MBE, afirma que “en España aún hay 200 plazas disponibles para cubrir, entre ellas algunas capitales de provincia. Nuestra intención para este año 2015 es abrir 22 centros nuevos.