Matricularse en un programa de postgrado supone, en general, un desembolso de varios miles de euros. Por eso es muy importante elegir correctamente el centro al que vamos a acudir y el tipo de programa. Es muy importante, a la hora de elegir un postgrado especializado, que el claustro de profesores esté equilibrado entre expertos en cada una de las materias específicas y profesionales y directivos de primer nivel. Igualmente es fundamental que la escuela donde se realice tenga un departamento de prácticas y de carrera profesional.

«El primer objetivo es analizar cuál ha sido hasta el momento nuestra formación, así como nuestra trayectoria profesional, para poder elegir hacia dónde queremos dirigir nuestros esfuerzos y también qué debemos mejorar de nuestro perfil para conseguir el reto que nos hemos planteado», opina Esther Álvarez, directora de estudios de IDE-CESEM.

Después de esta introspección, Álvarez recomienda visitar el centro y conocer todo lo que afecta al programa que hemos elegido. Álvaro Rico, coordinador académico y adjunto al director del IEB, cree que «cuanto más valorado esté internacionalmente el centro y el programa en que te formes, mayores oportunidades laborales podrás tener».

Muchas de las búsquedas de perfiles –añade Rico– se hacen por medio de redes sociales profesionales, como LinkedIn, donde se filtra muchas veces por la parte de estudios de postgrado, así que «el hecho de haberse formado en una escuela con proyección y renombre internacional hará más amplio el abanico de posibilidades profesionales en el exterior».

El director académico de CESMA, Francisco Ubierna, considera que cuando una persona se plantea la elección de una escuela de negocios se encuentra ante un «buen problema, dado que son muchas las alternativas que puede escoger y, en general, si hablamos del mercado español, de gran nivel y calidad».

Pero, como no todas las escuelas son iguales, Ubierna propone un modelo habitual en la toma de decisiones que tiene varias fases: definición del problema o decisión a tomar, establecimiento de alternativas, selección de criterios para la elección –con una posible ponderación de los mismos–, análisis de cada alternativa en función de esos criterios, evaluación global y toma de decisión. En el apartado de los criterios, Ubierna enumera varios: el programa, el claustro de profesores, el método…

Criterios para una elección correcta

Tomás Calleja, director de programas MBA de Nebrija Business School, indica una serie de criterios para elegir correctamente.

1. Contenidos del programa. Equilibrio entre tradición e innovación.

2. Historia del centro. Experiencia del Programa y del profesorado.

3. Cultura del centro. Ideas claras sobre visión, misión, valores y principios.

4. Tamaño del grupo. Superior a 20 e inferior 30.

5. Currículo del profesorado

6. Conexiones del centro. Con otros centros y otras universidades.

7. Servicios satélite. Coaching, prácticas, tutoría…

8. Certificación del título. Validez y prestigio nacional e internacional.

9. Logística e Infraestructura