La crisis del empleo disparó el año pasado la tasa de paro femenino en España hasta el 18,4%, porcentaje que supera en más de cinco puntos la tasa de 2008 (13%) y que representa más del doble del promedio de la UE-27 (8,8%). España es, de esta forma, el país de Europa con más desempleo entre las mujeres, según datos difundidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

Tras España, y a bastante distancia, se sitúa Letonia, cuya tasa de paro femenino alcanzó el año pasado el 13,9%. También con tasas de dos dígitos figuran Grecia (13,2%), Eslovaquia (12,8%), Estonia (10,6%), Lituania (10,4%) y Portugal (10,3%).

El resto de países de los Veintisiete presentaron el año pasado tasas de paro femeninas inferiores a las dos cifras. Francia, Hungría e Italia, con tasas del 9,8%, 9,7% y 9,3%, se quedaron cerca del promedio de la eurozona (9,6%), en tanto que Polonia (8,7%), Bélgica (8,1%), Irlanda (8%) y Suecia (8%) se situaron cerca de la media de los Veintisiete (8,8%).

En la banda del 7% se encuentran República Checa (tasa de paro femenino del 7,7%) y Malta y Finlandia (7,6% en ambos casos), mientras que rondando el 6% aparecen Alemania (6,9%), Bulgaria (6,6%), Reino Unido (6,4%) y Luxemburgo (6,1%).

Cerrando la tabla, con las tasas de paro femenino más bajas toda la UE, se encuentran Rumania (5,8%), Eslovenia (5,8%), Chipre (5,5%), Dinamarca (5,4%), Austria (4,6%) y, por último, los Países Bajos (3,5%).

Fuente: Europa Press