Según los datos oficiales, el sector industrial en España representa el 15,9% del PIB. Da empleo a 2,3 millones de personas y es el que más invierte en I+D. Las exportaciones atribuibles a este sector productivo suponen más de un 20% del PIB.

Estas cifras describen el peso dentro de la economía del país, pero si bajamos a los datos concretos, las ofertas de trabajo que ha generado la industria suponen el 13,6% del total de ofertas originadas. Esta cifra ha sufrido un descenso del 7,5% respecto al año anterior (2013) según recoge el último Informe Infoempleo Adecco sobre la oferta y la demanda de empleo en España.

Las industrias manufactureras, las reinas del sector

Dentro del sector, las actividades que más puestos de trabajo han ofrecido han sido las industrias manufactureras (maquinaria y equipo mecánico, automóvil, textil y moda, metalurgia, química, caucho y plástico, alimentación, bebidas y tabaco, cuero y calzado, material eléctrico y materiales de construcción) que han originado el 65% de las ofertas de empleo. Seguida de la construcción, con el 20,6% y suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado que aglutina el 12,7% del total del sector.

Siguiendo con las actividades que representan un mayor dinamismo en el mercado laboral, las clasificadas como otras industrias y la construcción suman el 50% de las ofertas de empleo del sector. El 75% de los puestos ofertados lo componen, de mayor a menor, las actividades tipificadas como otras industrias, construcción, recursos energéticos, maquinaria y equipo mecánico y automóvil.

Extraordinario aumento de la construcción

La única actividad que ha supuesto un incremento respecto al año anterior ha sido la construcción. La variación anual ha sido del 48,1% en positivo. Este dato indica el gran potencial de crecimiento de esta actividad. La construcción ha producido el 2,8% del total de las ofertas de empleo recogidas en el estudio para el 2014. En el 2013 supuso el 1,98%.

Dentro de la construcción, las ofertas que hacen referencia a obra pública solo representan el 14,71%, que, para el total del país significan el 0,41% de los puestos.

Las regiones que han concentrado un mayor número de ofertas en la construcción han sido Madrid y Cataluña que suman el 45% del total del territorio. En ambas comunidades la construcción ha originado el 3% del total de las ofertas de empleo.

Actividades con menor dinamismo

La actividad con un menor potencial de crecimiento del sector secundario ha sido la dedicada al suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado. Esta actividad ha sufrido una disminución del 48,4% de las ofertas de empleo respecto al año anterior. Otra de las actividades que ha experimentado una merma en las ofertas de empleo han sido las industrias extractivas. La variación respecto al 2013 ha sido de prácticamente el 30% en negativo.