El conocimiento de idiomas suponía, hace unos años, una ventaja frente al resto de los candidatos a un puesto de trabajo, sin embargo, hoy en día se ha convertido en un requisito indispensable para acceder a muchos puestos de trabajo.

Según el Informe Infoempleo 2009, la progresiva globalización de los negocios, junto a la creciente circulación migratoria de trabajadores entre diferentes países, ha hecho que las compañías se decanten cada vez más por contar con equipos multiculturales. Una tendencia que está contribuyendo a aumentar la demanda de idiomas en el conjunto de la oferta de empleo. Así, en el último año, el porcentaje de ofertas que requieren contar con algún idioma se ha incrementado en más de 7 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 33,76% de toda la oferta.

El inglés sigue siendo el idioma de los negocios por excelencia. Según el Informe Infoempleo 2009, se mantiene como requisito imprescindible en más de un 74% de las ofertas de empleo cualificado, seguido por el francés y el alemán. Sin embargo, otros idiomas con gran potencial empiezan a ganar terreno. Entre ellos destaca el portugués, debido especialmente a la cercanía del país luso y el fuerte desarrollo de Brasil en los últimos años donde España ya es el segundo país inversor.

Chino, japonés y coreano son también los idiomas del futuro, ya que la enorme evolución de las economías de estos países les convierten en atractivos destinos para la inversión extranjera.

Además, dentro del actual contexto económico, donde las posibilidades laborales y de negocio de la Europa occidental se han visto reducidas, los países del Este se presentan como una interesante alternativa. Por ello, los idiomas eslavos, como el ruso, el polaco, el ucraniano, el serbo-croata, el checo o el búlgaro se están revalorizando.

El problema es que los idiomas no son el fuerte de los españoles, por ejemplo según un barómetro realizado por el CIS la mitad de los españoles no sabe hablar ni escribir en inglés, un 7% es capaz de leerlo y sólo el 6,4% lo escribe. Pero nunca es tarde para aprender, la variedad de cursos de idiomas a los que se puede acceder es de los más variado: one to one, intensivos, específicos de un campo, en grupos reducidos, etc. A través del buscador de formación de Infoempleo podrás informarte sobre todos los cursos a tu disposición.