En tiempos como los actuales, parece bastante razonable echar un vistazo a las listas de las profesiones más demandadas o a aquellas que repasan esos campos laborales que solicitarán un mayor número de empleados a medio plazo. Muchos quizá hayan revisado ya el último «Catálogo de ocupaciones de difícil cobertura» publicado el pasado mes de enero y que tiene carácter trimestral.

Este documento –elaborado por el Servicio Público de Empleo Estatal– recoge las profesiones más deficitarias en cada provincia. El objetivo primordial de este catálogo es permitir a los empresarios contratar en origen a trabajadores extranjeros, porque la aparición de una ocupación en ese listado implica que esta no ha sido cubierta de otra forma. Es decir, que el empleador podrá, así, pedir la autorización de residencia y trabajo para un empleado foráneo al que pretenda contratar. De este modo, el empleador evita el trámite de presentar una oferta de trabajo ante los Servicios Públicos de Empleo.

Es por eso que este catálogo se elabora con la información que ofrecen los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas y cuenta con el asesoramiento de la Comisión Laboral Tripartita de Inmigración.

En el catálogo del primer trimestre de 2011 se dan algunas vacantes curiosas. La Secretaría de Estado para el Deporte ha llegado a un acuerdo para que aparezcan en el listado –para todas las provincias e islas- las  profesiones de deportista profesional y entrenador deportivo.

Del mismo modo, se recoge el caso de los empleos ligados a la Marina Mercante, que aparecen con carácter de difícil cobertura en todas las provincias de costa más Madrid y Lérida, a kilómetros de cualquier puerto marítimo. ¿Puestos que hay que cubrir? Contramaestre de cubierta, frigorista naval, cocinero de barco, sobrecargo de buques, mecánico de litoral…

Un médico, por favor

Estos son los casos más sorprendentes, pero si optamos por generalizar veremos que las que predominan en el catálogo son aquellas ocupaciones ligadas a la medicina y al ámbito sanitario -enfermero de empresa, farmacéutico, protésico dental…–. En Madrid, por ejemplo, los cinco primeros puestos los ocupan otras tantas especialidades médicas. Se trata de las siguientes ramas: anestesiología y reanimación, cardiología, obstetricia y ginecología, pediatría y traumatología y cirugía ortopédica.

En el Colegio Oficial de Médicos de Madrid no disponen de datos exactos sobre el número de especialistas que harían falta para cubrir estas vacantes, pero el doctor Alberto Álvarez Muelas, vocal de médicos en formación del Colegio, cree que la carencia de estos profesionales es puntual. «Existe mucho subempleo en algunas de estas especialidades. Entiéndase subempleo como contratos de guardias, becas complementadas con guardias, puestos de trabajo estructurales cubiertos por empleados con contratos eventuales, etc.».

Si estamos ante un problema temporal, la causa podría residir en la distribución de los profesionales, más aún si tenemos en cuenta que, según Álvarez Muelas, en Madrid no suele haber problemas de déficit de estos especialistas porque siempre ha sido una comunidad muy atractiva para los médicos. En cambio, en otras provincias –Ibiza, Formentera, Lanzarote, Tenerife, Ávila, Barcelona, Gerona, Lérida y Murcia– se demandan colegiados en medicina general. La explicación de esta escasez es que muchos galenos especializados en medicina de familia no se quedan ahí y completan –y concretan– su formación haciendo otra especialidad a la que, finalmente, acaban dedicándose.

Aunque también existen otras causas de carácter demográfico, como el envejecimiento de la población. De hecho, ese es uno de los factores que señalan desde Adecco para justificar la aparición del médico de familia como el primero de los puestos dentro de su lista de los más buscados en la categoría de Medical & Science para 2011. Este cambio demográfico y la inmigración hacen que la red asistencial sea deficitaria de estos profesionales.

Otro perfil en auge para los próximos años es el de radiólogo, el más cotizado según el estudio de Adecco. En términos generales existe un problema claro entre la oferta y la demanda. Desde el Colegio de Médicos de Madrid señalan que el aumento de la oferta de MIR, que ha supuesto una gran demanda de médicos, no se ha visto compensada desde las facultades de medicina, que no han aumentado su oferta de plazas. «En 2010 en Madrid más de la mitad de los médicos que se han colegiado en nuestra institución son extracomunitarios, una tendencia que tenemos registrada en los últimos seis años, desde que tenemos estadísticas», puntualiza Álvarez Muelas.

Faltan ingenieros

Cambiando de rama, observamos en el catálogo que son varias las provincias que señalan la escasez de ingenieros, y lo hacen para distintas especialidades: aeronáutica, forestal, informática, electricidad, montes o  agronomía.

Las profesiones ligadas a la sostenibilidad ambiental y al ahorro energético han experimentado un repunte a nivel nacional en los últimos años. Como se recoge en el informe «Empleo verde en una economía sostenible» –elaborado por el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE) y la Fundación Biodiversidad, en colaboración con el Institut Mediterrani pel Desenvolupament Sostenible (IMEDES)–, el empleo verde ocupa en España a un 2,62% de la población con trabajo. No en vano, ha representado un incremento del 235% en los últimos años.

Esta preocupación de las empresas por un desarrollo sostenible ha hecho que sus ocupaciones típicas también aparezcan en el último «Catálogo de ocupaciones de difícil cobertura». Ejemplo de ellos son los puestos de técnico de planta de captación y/o tratamiento de agua o los de operador de planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos.