Las empresas actuales tienen que cambiar y replantearse ciertas estrategias si quieren sobrevivir. Así lo asegura, al menos, un estudio realizado por IBM—«The Global CHRO 2010 Study»— en el que ha entrevistado a 700 ejecutivos de Recursos Humanos alrededor del mundo. En las conclusiones, el estudio identifica tres factores indispensables que deben adoptar las  empresas para su supervivencia futura y para generar crecimiento: el desarrollo de líderes creativos, la movilidad de la plantilla para crear una mayor velocidad y flexibilidad de respuesta y el aprovechamiento de la inteligencia colectiva.

En cuanto al potencial humano, el estudio de IBM incide en que es imprescindible crear una plantilla que aproveche las oportunidades, conciliando el talento de los empleados con las oportunidades que surjan. Médicos Sin Fronteras es un buen ejemplo para ilustrar este punto, aunque no se trate de una empresa típica. En su día a día, son capaces de analizar situaciones en desarrollo, poseen un amplio abanico de conocimientos institucionales y pueden desplegar con velocidad equipos de individuos altamente capacitados.

El informe incide en que las empresas deben fomentar el crecimiento llevando a la plantilla a zonas con mayores oportunidades de negocio y no sólo con costes más bajos. Fionna Michel, jefa de Recursos Humanos del Insurance Australia Group, IAG, aboga también por eliminar las fronteras geográficas en la contratación. «Hay que globalizar en vez de trasladar operaciones al extranjero y librarse de las ataduras derivadas de la situación geográfica. Se debe seleccionar el candidato perfecto sin insistir en que viva en este país», argumenta.

Motivar a la plantilla

En «The Global CHRO 2010 Study», se contemplan medidas para  incrementar la motivación con el fin de retener y atraer el talento, por ejemplo, a través de la creación de ciertos valores corporativos e incentivos en forma de pensiones y beneficios para los trabajadores. Joseph F. Coughlin, director del Age-Lab de la Universidad Tecnológica de  Massachussets, destaca, en este sentido, programas como los puestos en marcha por Hewlett-Packard, que ofrece servicios funerarios para empleados y sus familias o los servicios de chófer ofrecidos por IBM para los empleados mayores.

La capacidad de movilizar una plantilla para lograr una mayor velocidad y flexibilidad resulta de gran importancia. El desarrollo de la flexibilidad se ha de hacer de forma diligente. Más de la mitad de los ejecutivos entrevistados en el estudio de IBM prevé un crecimiento durante los tres próximos años en el uso de técnicas tales como la externalización, la deslocalización, la contratación de trabajadores a tiempo parcial y o acciones como volver a contratar a trabajadores jubilados. Sin embargo, para poder realizar esto de forma plausible, es necesario, como dice Christian Archambeau, Director Principal de Recursos Humanos de la Oficina de Patentes Europea, «saber qué habilidades y capacidades existen dentro de la plantilla. Aplicar una taxonomía común de las habilidades te permite desplazar a las personas y crear flexibilidad y agilidad».

Sin embargo, la flexibilidad requiere de una serie de capacidades específicas y las empresas actuales no están preparadas para afrontar los retos que se plantean. Por ejemplo, sólo el 31% de las empresas entrevistadas en el estudio realizado por IBM cree que son capaces de asignar a las personas de forma eficiente y de desarrollar rápidamente nuevas habilidades.

Las empresas también deben ser más innovadoras en la reducción del tiempo de aprendizaje y en el desarrollo de capacidades, siendo, según el estudio de IBM, las empresas que hacen uso de las tecnologías de la comunicación y las técnicas de aprendizaje por simulación las que más oportunidades tienen de destacar, como American Airlines, la segunda aerolínea más grande del mundo, que tiene contratadas a más de 82.000 personas por todo el globo y que, tras la externalización de muchas de sus funciones en 2007, trabajó codo con codo con su departamento de RecursosHumanos para crear un sólido conjunto de servicios, estándares y tecnologías para administrar el aprendizaje y la gestión del talento, lo cual le ha otorgado la flexibilidad necesaria para responder ante cualquier eventualidad.

«El desarrollo de futuros líderes es siempre una prioridad. Uno de los retos de crecimiento es mantenerse ágil. Esto es algo de lo que nos hemos dado cuenta, por lo que en todo momento nos centramos en el liderazgo»,  asegura Marcelo Modica, Vicepresidente Ejecutivo de Recursos Humanos de Discover Financial Services. La escasez de líderes creativos y flexibles es un problema que las empresas entrevistadas por IBM pretenden remediar en los próximos tres años, ya que la creatividad permite más flexibilidad y habilidad para resolver losproblemas que surjan.

Según el estudio realizado por la compañía informática, la capacidad organizativa más cotizada, por un 37% de los ejecutivos entrevistados, es el liderazgo, seguido de cerca por la velocidad de ejecución —34%—, la  conectividad con el cliente—33%— , y la innovación—30%—. Dentro de las cualidades de liderazgo, un 60% de los directivos entrevistados estaba de acuerdo en que la creatividad es la herramienta más importante de un líder, seguido de cerca por la integridad —52%— y la capacidad para conciliar trabajo con vida personal, con un 35% de las opiniones.

Según IBM, la inversión en el desarrollo de nuevos líderes se llevará a cabo a través de programas empresariales, habiendo aumentado el gasto en estos programas un33% en mercados establecidos y un 44% en los desarrollados, aunque también se ha visto una bajada en los recortes en estas iniciativas: un 17% en mercados desarrollados y un 13% en los emergentes.

Inteligencia colectiva

Finalmente, el uso de la inteligencia colectiva es la tercera capacidad necesaria para generar crecimiento, según el estudio de IBM. Su uso permite ganar eficiencia compartiendo y aplicando prácticas pertinentes en toda la organización y evitando replicar y reinventar procesos, ya que se basa en la experiencia de la plantilla para generar soluciones.

El polemista Steven Pinker ilustra muy bien la importancia de la inteligencia colectiva en una entrevista para The New York Times. «El conocimiento está creciendo exponencialmente; la capacidad del cerebro humano y el tiempo que pasamos despiertos, no. Afortunadamente, Internet y las tecnologías de la información nos están ayudando a manejar, buscar, almacenar y recuperar todo nuestro intelecto colectivo», asegura- Pinker. Esto permite ganar eficiencia a las empresas, creando la capacidad de adaptarse y aplicando innovaciones a los nuevos mercados basadas experiencias colectivas.

Sin embargo, el escaso uso de las tecnologías y herramientas de la colaboración hacen que se desaprovechen los activos intelectuales y que no se compartan, pese a contar con la infraestructura para hacerlo. El estudio  de IBM sugiere que las empresas que son más exitosas económicamente son  un 57% más propensas a usar las tecnologías de colaboración e  interconexión social con el objetivo de permitir a los equipos globales trabajar conjuntamente de forma más eficaz.