La educación es la principal barrera de protección frente al desempleo. Así una persona con estudios superiores tiene casi el doble de posibilidades de encontrar trabajo que una persona que solo alcanzó la ESO. Mientras la tasa de desempleo entre el colectivo «sin estudios» roza el 30%, en el caso de las personas con estudios superiores la tasa de paro se queda en el 14%.

El problema es que en España esa barrera de protección se puede romper con más facilidad que en otros países de la OCDE, donde las personas con mayor formación tienen hasta un 63% más de posibilidades de encontrar trabajo. De ahí que el paro entre los titulados superiores españoles triplique la media de la OCDE. Mientras que la tasa de desempleo en el país dentro de este colectivo alcanza el 14%, como ya hemos dicho, en el resto de países esa cifra es tan sólo del 5%.

Otra de las conclusiones que pueden extraerse del informe Education at a Glance 2014 – Panorama de la Educación 2014 donde se analiza la situación de 34 países desarrollados -y cuyos datos principales ya adelantamos en Avanza en tu Carrera– es que España es el segundo país del informe de la OCDE y el primero de la UE con mayor porcentaje de ‘ninis’. Uno de cada cuatro chicos y chicas de entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja. Sólo Turquía tiene más porcentaje de ninis que España. Y algo por detrás de nuestro país se sitúan Italia, Chile, México o Irlanda.

El problema no sólo es que la cifra de España sea muy superior al promedio de la OCDE sino que además, mientras en la mayoría de países la situación ha mejorado en los últimos años, en el nuestro esta cifra lleva varios años consecutivos subiendo. En 2010 había un 23,8% de ninis, en el 2011 un 24,4% y en 2012 ya son un 25,8%. Estamos hablando de prácticamente dos millones de jóvenes.

De estas dos millones de personas, un 19% están buscando trabajo. Es decir, son ninis forzosos. Pero frente a ellos hay un 7% de jóvenes españoles que son lo que se denomina ninis inactivos o superninis, es decir que no sólo no estudian ni trabajan, sino que tampoco buscan empleo.

Frente a esta situación una de la principales soluciones que se propone es la de aumentar la Formación Profesional en España, algo que ya está ocurriendo desde hace unos años a esta parte.

Coincidiendo con la publicación del informe Panorama de la Educación, la OCDE ha publicado también el análisis bianual sobre la evolución de la economía española. En dicho estudio, la OCDE insiste en la necesidad de seguir haciendo reformas para salir de la crisis. Estas son las 10 recomendaciones más importantes que hace este organismo para fortalecer la economía española:

  • Bajar las contribuciones empresariales a la seguridad social por los trabajadores con menor cualificación.
  • Bajar el impuesto sobre sociedades para ayudar a las empresas.
  • Facilitar la creación de empresas con nuevas ayudas y menos trabas administrativas.
  • Subir el IVA de los sectores que disfrutan de un impuesto reducido y aumentar el IBI y el impuesto sobre la renta.
  • Dar más ayudas para la innovación a empresas y universidades.
  • Reformar los servicios públicos de empleo para hacerlos más eficientes.
  • Facilitar los procedimientos judiciales contra los morosos.
  • Capitalizar la banca limitando los dividendos que puedan ofrecer.
  • Unificar al alza los precios de las emisiones de gases de efecto invernadero para fortalecer la industria de las energías limpias.
  • Reducir el número de profesiones en las que sea obligatorio pertenecer a un colegio profesional y reducir al mismo tiempo el coste de este tipo de cuotas.